El FMI prevé un repunte del crecimiento de China en 2021

In Noticias, Sociedad by Xulio Ríos

Washington, 15/04/2020 (El Pueblo en Línea) -La economía de China probablemente crecerá un 1,2% este año y se recuperará fuertemente al 9,2% en 2021, pronosticó el Fondo Monetario Internacional el martes. La institución dijo que el COVID-19 precipitaría el crecimiento global en la recesión más profunda desde 1930, pero se podría esperar una recuperación del 5,8% si la pandemia se controla pronto.

“El crecimiento global se proyecta en –3,0% en 2020, un resultado mucho peor que durante la crisis financiera mundial de 2009”, dijo el FMI en World Economic Outlook publicado el martes. El FMI añadió que había “incertidumbre extrema” y que la situación podría empeorar.

“El Gran Cierre”, como el FMI llamó la recesión mundial, es la peor desde la Gran Depresión de los años treinta.

El pronóstico de crecimiento está marcado por más de 6 puntos porcentuales en relación con las proyecciones del FMI en octubre y enero, que es una “revisión extraordinaria” en un período de tiempo tan corto, según el informe del FMI.

El informe fue publicado durante las reuniones anuales de primavera del FMI y el Banco Mundial que tienen lugar virtualmente del 14 al 17 de abril.

El FMI pronosticó un repunte parcial en 2021, con un crecimiento de la economía global del 5,8%.

“Esta recuperación en 2021 es solo parcial, ya que se prevé que el nivel de actividad económica se mantenga por debajo del nivel que habíamos proyectado para 2021, antes de que llegara el virus”, dijo a periodistas Gita Gopinath, economista jefe del FMI, a través de una conexión de video.

Se prevé que la economía de Estados Unidos, que tiene el mayor número de infecciones y muertes por el nuevo coronavirus, se contraiga en un 5,9% este año, y se recupere con un 4,5% el próximo año, dijo el FMI en su informe.

A diferencia de EE.UU y otras economías importantes, es probable que Asia sea la única región con una tasa de crecimiento positiva en 2020, aunque, con un promedio del 1%, el crecimiento es más de 5 puntos porcentuales por debajo de su promedio en la década anterior, dijo el FMI .

La institución prestamista de 186 miembros pronosticó un moderado crecimiento del 1,2% para China para todo el año 2020, incluso el país experimenta un fuerte repunte en el resto del año con un apoyo fiscal considerable.

Fue una fuerte reducción del 6% de crecimiento previsto en el pronóstico del FMI para enero.

India es otro país que se espera que se salve de la recesión en 2020 con una tasa de crecimiento proyectada del 1,9%.

El FMI dijo que los indicadores en China, como la producción industrial, las ventas minoristas y la inversión en activos fijos, sugieren que la contracción de la actividad económica en el primer trimestre podría haber sido de aproximadamente un 8% año tras año.

Pero se espera que la segunda economía más grande del mundo lidere la recuperación económica en la región. El FMI pronosticó que el crecimiento de China se recuperará el próximo año con un 9,2%, algo que no se había visto en la última década. La última vez que el país asiático registró una tasa de crecimiento similar fue en 2009.

El repunte en 2021 depende de manera crítica de la disminución de la pandemia en la segunda mitad de 2020, lo que permite reducir gradualmente los esfuerzos de contención y restablecer la confianza de los consumidores e inversores, según el FMI.

En medio de una mayor contención del COVID-19, China está avanzando para regresar al trabajo y reanudar los negocios y la producción.

Según los informes, alrededor del 98,7% de las empresas manufactureras de China han reanudado el trabajo, y el índice de gerentes de compras para el sector manufacturero de China aumentó a 52 en marzo desde 35,7 en febrero, informó la Agencia de Noticias Xinhua el 10 de abril.

Hay muchas variables en juego durante una recuperación, dijo el FMI. Por ejemplo, si se encuentra una terapia o una vacuna antes de lo esperado, se podrán eliminar las medidas de distanciamiento social y el repunte podría ocurrir más rápido de lo previsto.

Aún así, el FMI advirtió que la recuperación de la economía mundial podría ser más débil de lo esperado después de que la propagación del virus se haya desacelerado por una serie de otras razones.

Estos incluyen la persistente incertidumbre sobre el contagio, la confianza que no mejora y los cierres de establecimientos y los cambios estructurales en el comportamiento de las empresas y los hogares, lo que lleva a interrupciones de la cadena de suministro más duraderas y debilidad en la demanda agregada.