IPC de China sube 5,1 por ciento en noviembre y alcanza nivel más alto de los últimos 28 meses

In Noticias, Sociedad by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 11 dic (Xinhua) -- El Índice de Precios al Consumidor (IPC) de China, el principal barómetro de la inflación, subió un 5,1 por ciento en noviembre y alcanzó el nivel más alto de los últimos 28 meses, informó hoy sábado el Buró Nacional de Estatísticas (BNE).


La tasa de crecimiento fue de 0,7 puntos porcentuales superior a la registrada en octubre, añadió el portavoz del BNE, Sheng Laiyun.

La inflación fue impulsada por los precios de los alimentos, que representan una tercera parte de la canasta de productos del IPC y aumentaron un 11,7 por ciento interanual en noviembre.

Este incremento fue superior al 10,1 por ciento de octubre, el 8 por ciento de septiembre y el 7,5 por ciento de agosto.

Según el portavoz, el crecimiento de los precios de los alimentos contribuyó al 74 por ciento del IPC de noviembre.

“Los precios se mantendrán estables en la próxima temporada, ya que los ministerios y las autoridades locales están aplicando con firmeza las medidas de control de precios del gobierno central”, destacó.

Entre enero y noviembre, el IPC de China creció un 3,2 por ciento en comparación con el mismo periodo del año pasado, superando así el máximo del 3 por ciento fijado por el gobierno para el 2010.

El Índice de Precios al Productor (IPP) para productos industriales de China registró un incremento interanual del 6,1 por ciento en noviembre, con respecto al 5,0 por ciento de octubre.

El crecimiento de los precios ha llevado al gobierno a tomar una serie de medidas, como aumentar el suministro de productos clave, ofrecer ayuda financiera a los necesitados y aliviar la liquidez excesiva, a la que los economistas atribuyen la subida de los precios.

El Banco Popular de China, el central del país, ordenó a las entidades bancarias elevar la suma de reserva por sexta vez este año, después de anunciar en octubre la primera subida de tipos de interés en casi tres años.

Esta iniciativa surge como respuesta al anuncio del banco central publicado el viernes de que los nuevos préstamos en yuanes se situaron en 564.000 millones de yuanes (84.700 millones de dólares) durante el mes de noviembre, elevando a 7,45 billones el volumen de nuevos préstamos para los once primeros meses del año, cifra muy cercana al objetivo anual de 7,5 billones de yuanes establecido por el gobierno.

Por otra parte, el Consejo de Estado, gabinete del país, anunció ayer viernes que los vendedores chinos que manipulen los precios se enfrentarán a multas más severas, de hasta 5 millones de yuanes (751.880 dólares), respecto a la cantidad máxima, de un millón de yuanes, con la que hasta ahora se ha sancionado este tipo de conducta.

La Academia de Ciencias Sociales de China señaló en un informe publicado el martes que las presiones inflacionarias están aumentando y que la liquidez excesiva constituirá el principal factor que mantendrá en alto el IPC en los próximos años.

La institución prevé un aumento del IPC del 3,2 por ciento para todo el año.

Liu Yuanchun, profesor de la Universidad Renmin de China, con sede en Beijing, expresó que el IPC de noviembre podría alcanzar su nivel más alto del año, y que la inflación se situará en el 4 por ciento en 2011.