Taiwan puede ayudar a mejorar el principio de salud para todos de la OMS (Entrevista con el ministro de Salud y Bienestar, Chen Shih-chung)

In Noticias, Taiwán by Xulio Ríos

La experiencia de Taiwan en control de enfermedades y cobertura médica universal puede ayudar a fortalecer el desarrollo médico mundial, indicó el ministro de Salud y Bienestar, Chen Shih-chung, añadiendo que la nación está dispuesta y es capaz de compartir sus experiencias en la 72ª Asamblea Mundial de la Salud (AMS), la cual tendrá lugar del 20 al 28 de mayo en Ginebra.

En una entrevista con Taiwan Today del 20 de marzo, Chen señaló que facilitar la participación significativa de Taiwan en la asamblea, el órgano de toma de decisiones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), promoverá la máxima prioridad de la OMS de lograr la cobertura universal de salud.

Asegurar el acceso integral a los servicios de salud está en el corazón del enfoque de Taiwan, como lo demuestra el sistema del Seguro Nacional de Salud y los programas de apoyo médico internacional de gran alcance con los que cuenta el país, añadió Chen.

“Receptor de ayuda extranjera en el pasado, Taiwan devuelve ahora al mundo, proporcionando ayuda donde más se necesita”, apuntó Chen. A través de este compromiso, la “nación está haciendo contribuciones indispensables a la red mundial de atención sanitaria”.*

Chen citó el Centro Internacional de Capacitación en Salud de Taiwan como un excelente ejemplo de estos esfuerzos. Fundado en 2002 por el Ministerio de Salud y Bienestar (MOHW, siglas en inglés), dicho centro ofrece capacitación a profesionales extranjeros en medicina clínica, acupuntura, medicina tradicional y dirección de centros hospitalarios, con aproximadamente 1.500 profesionales en el campo de la salud de 65 países y territorios que completaron los cursos a fines del año pasado.

Igualmente relevante es el Programa Global de Soporte y Servicio de Instrumentos Médicos. Lanzado por el MOHW en 2005, dicho programa integra diferentes iniciativas de hospitales de Taiwan con el objetivo de proporcionar equipos en buenas condiciones a países en desarrollo. Más de 5.400 dispositivos han sido enviados a instituciones médicas de 33 países y territorios a través de este proyecto.

Chen señaló que en los últimos años, un enfoque importante, relacionado con el alcance internacional del ministerio, consiste en profundizar la cooperación con los países del sur y sureste de Asia. Desde 2018, el MOHW ha encargado a seis centros médicos de Taiwan prestar cooperación en cuidados de salud y ofrecer cursos de formación para personal médico de la India, Indonesia, Malasia, Filipinas, Tailandia y Vietnam, respectivamente.

En 2018, un total de 336 profesionales médicos recibieron capacitación en Taiwan a través de la iniciativa Un país, un centro, la cual se amplió a principios de este año para incluir a Brunei y Myanmar.

“Estos programas educativos se adaptan a las necesidades específicas de los hospitales asociados para garantizar que logren mejoras reales en la prestación de servicios de salud”, señaló Chen. “También esperamos que los participantes se conviertan a su vez en instructores al regresar a casa, lo que profundizará el impacto a largo plazo del proyecto”.

Según el ministro, una participación significativa en la OMS permitirá a Taiwan contribuir su amplia experiencia en la implementación de sólidos sistemas de salud y brindar asistencia médica internacional. También eliminaría una brecha en la red mundial de seguridad sanitaria, puntualizó.

Como miembro responsable de la comunidad internacional, Taiwan está mitigando el impacto de su exclusión del sistema y protegiendo la salud y el bienestar de las personas en el país y en el extranjero, agregó.

Esto queda subrayado, señaló Chen, con el establecimiento del Centro Nacional de Investigaciones para el Control de las Enfermedades Transmitidas por Mosquitos en abril de 2016 en el distrito de Miaoli, en la parte norte de Taiwan, así como con el lanzamiento de su sucursal el siguiente mes de enero en la ciudad de Tainan, en el sur de Taiwan.

Equipado con modernos laboratorios, el centro bajo el Instituto Nacional de Investigaciones sobre Salud respaldado por el MOHW está fortaleciendo los métodos para localizar los criaderos de mosquitos y eliminar a los portadores de virus como el dengue y el Zika. “El dengue, en particular, es un importante problema de salud pública en gran parte del Sudeste Asiático y la experiencia de Taiwan en la lucha contra esta enfermedad es invaluable”, declaró Chen.

También cabe mencionar los conocimientos del país en la prevención, la detección y el tratamiento de la tuberculosis. Según las estadísticas del MOHW, la tasa de incidencia de tuberculosis se redujo a la mitad en Taiwan entre 2005 y 2018, con un total de 37 casos por cada 100.000 personas.

“Este es un logro significativo, ya que se realiza una cantidad considerable de viajes entre Taiwan y los países y territorios vecinos que tienen altas tasas de infección de tuberculosis”, indicó el ministro.

Según Chen, la clave de estos logros es garantizar que los servicios médicos sean asequibles y universalmente accesibles. Esta es la razón por la cual la experiencia más importante que Taiwan tiene para compartir con el mundo es el desarrollo del NHI, señaló Chen.

“Taiwan ha logrado desde hace mucho tiempo el objetivo de la OMS en cuanto a la cobertura universal de salud”, apuntó Chen. “Desde que se estableció el NHI, nadie en Taiwan cae en bancarrota a causa de las cuentas médicas”, afirmó el ministro.

El sistema ofrece acceso a una amplia gama de servicios que abarcan tanto la medicina occidental como la china tradicional, así como el cuidado dental. El mismo ha ayudado a elevar la esperanza de vida promedio a 80,4 años en 2017 en comparación a los 74,5 en el año que inició en 1995.

Para garantizar la imparcialidad, las primas del NHI se establecen como una proporción de los ingresos de cada individuo. Esta cifra es actualmente del 4,69 por ciento de dicho ingreso, con los trabajadores asegurados, sus empleadores y el Gobierno contribuyendo con 30, 60 y 10 por ciento de esta cantidad, respectivamente. También hay un recargo del 1,91 por ciento en las ganancias complementarias como bonos e ingresos por acciones.

La cantidad de tratamientos y medicamentos cubiertos por el NHI ha aumentado constantemente con el paso de los años. Entre las adiciones recientes se encuentra un medicamento antiviral para la hepatitis C. Se espera que su inclusión mejore significativamente el bienestar público ya que dicha enfermedad, una de las principales causas del cáncer de hígado, afecta a unas 400.000 personas en Taiwan, según el MOHW.

Este año, el Gobierno ha asignado NTD 6.540.000.000 (USD 211.400.000) para ofrecer este medicamento a todos los pacientes con hepatitis C en Taiwan. El objetivo del Gobierno es erradicar la enfermedad localmente para 2025, cinco años antes de la meta establecida por la OMS a fin de eliminar la hepatitis viral en todo el mundo.

Según Chen, el compromiso de Taiwan con la cobertura médica universal se ve subrayado por el alcance del NHI. El sistema cubre a más del 99 por ciento de la población, incluyendo a los reclusos, los extranjeros que estudian, trabajan y residen en Taiwan, y los hijos recién nacidos de no nacionales.

“Nuestro ministerio no deja a nadie atrás”, aseveró Chen. “Asimismo, promueve la prevención y el control de enfermedades contagiosas, ya que el tratamiento se brinda a todos los que lo necesitan”, declaró el ministro.

En una encuesta realizada por el MOHW el año pasado, el 86,5 por ciento de los encuestados expresó su satisfacción con el NHI. “(El NHI) puede servir como un modelo de referencia importante para otras naciones en el desarrollo de sistemas universales de atención de salud de clase mundial”, afirmó el ministro Chen.

“Taiwan está buscando alcanzar una participación profesional, pragmática y constructiva en la AMS, así como en las reuniones técnicas y actividades de la OMS, para compartir este conocimiento y ofrecerlo al mundo”, declaró Chen. “Con la participación de Taiwan, creo que la comunidad internacional estará mucho mejor preparada para enfrentar los desafíos mundiales en materia de salud”.