Observatorio de Política China https://politica-china.org Observatorio de Política China Sun, 20 Sep 2020 08:52:36 +0000 es hourly 1 https://wordpress.org/?v=5.5 «Voy a hacerle una oferta que no podrá rechazar»: La influencia de China en la industria cinematográfica de Hollywood https://politica-china.org/areas/sociedad/voy-a-hacerle-una-oferta-que-no-podra-rechazar-la-influencia-de-china-en-la-industria-cinematografica-de-hollywood?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=voy-a-hacerle-una-oferta-que-no-podra-rechazar-la-influencia-de-china-en-la-industria-cinematografica-de-hollywood Sun, 20 Sep 2020 08:52:36 +0000 https://politica-china.org/?p=26843 En 2007, el entonces presidente de la República Popular China, Hu Jintao, hizo la primera referencia explícita al soft power chino al vincular la cultura del gigante asiático con su posición en el sistema internacional[1]. A lo largo de los años siguientes, China desarrolló numerosas herramientas que emplea para ejercer este soft power, desde la conectividad generada a través de la Nueva Ruta de la Seda al Instituto Confucio y los intercambios de estudiantes. La apertura del gigante asiático a las películas de Hollywood se puede interpretar como parte de este grupo de herramientas dado que, si bien ya se permitía la entrada de alguna de estas películas al país desde 1994, su ingreso en la Organización Mundial del Comercio facilitó la producción conjunta de películas, de forma que constituía otra herramienta más para la promoción de la cultura china en el extranjero[2]. Esta estrategia daría paso a la oferta actual de China que, como decía Marlon Brando en El padrino, Hollywood no podrá rechazar.

Desde entonces, las películas de Hollywood han podido acceder, en cantidades progresivamente mayores, al mercado chino, si bien pasando por un sistema de cuotas y un mecanismo de censura regido por el Gobierno. Se trata de un sistema de censura que se caracteriza por el uso de criterios ambiguos, la opacidad y la inconsistencia[3]. La ley de censura más reciente, que data de 2017, establece que se censurarán aquellas películas cuyos contenidos puedan dañar la dignidad, el honor y las ambiciones nacionales; expongan secretos de Estado; pongan en peligro la unidad nacional o muestren apoyo hacia el extremismo y el terrorismo. La ley exige, asimismo, que dos tercios de las películas proyectadas en cines sean de origen chino[4].

Son muchas las limitaciones a las que ha de atenerse una película de Hollywood para llegar al público chino. No obstante, el valor que posee el mercado del gigante asiático para las productoras lleva a que estas estén dispuestas a hacer lo posible para satisfacer los requisitos del Gobierno chino. El peso de este mercado radica en que China se ha convertido en uno de los principales consumidores de películas del mundo. Mientras que en Estados Unidos la industria cinematográfica compite con servicios de streaming como Netflix o Amazon Prime, el porcentaje de los ingresos de Hollywood que proviene de más allá de las fronteras de EE. UU. aumenta a gran velocidad[5]. China constituye una parte fundamental de los ingresos internacionales de Hollywood: en 2019, casi 20 mil millones de dólares recaudados por dicha industria tuvieron su origen en China y, antes de la reciente ralentización que se dejó sentir en el mercado chino como resultado de la actual pandemia, las predicciones indicaban que, a lo largo de 2020, se situaría por delante de Estados Unidos y pasaría a ser el mayor mercado cinematográfico del mundo[6].

Hollywood depende cada vez más de China para obtener ganancias por sus películas, lo que conlleva que sus producciones a menudo se realizan ya con el gigante asiático en mente[7]. La tendencia inicial de crear versiones adaptadas de las películas para el público chino ha dado paso a la acción proactiva por anticipado de Hollywood, esto es, a la autocensura. Varios estudios han optado ya en diversas ocasiones por eliminar escenas no solo de la versión para China de sus películas, sino de la versión internacional, de forma que el público internacional está consumiendo productos aprobados por el organismo de censura del régimen autoritario chino[8]. Este nivel de influencia del Partido Comunista Chino sobre jugadores de peso en la industria cinematográfica conlleva una limitación de las historias que se cuentan a través de este canal y, por tanto, de la forma en que se presenta China en estas películas, dado que se evitan temas como Tiananmen, Taiwán, Tíbet o Xinjiang.

A esta situación es preciso añadir también las producciones de la propia industria cinematográfica china que, además de cofinanciar producciones de gran éxito de Hollywood, es también un competidor para las películas extranjeras que consiguen acceder al mercado chino. En días festivos importantes, por ejemplo, los cines chinos se llenan casi por completo, pero las productoras de Hollywood no pueden beneficiarse de este repunte, dado que las autoridades chinas dan prioridad a las películas de productoras nacionales en periodos festivos[9]. Asimismo, la pandemia actual ha supuesto un duro golpe para la industria cinematográfica china y, por tanto, para las estrategias de Hollywood en ese mercado. Tras varios meses cerrados, los cines en China deberán volver a decidir qué películas proyectar, y parece probable que las películas nacionales volverán a ser la prioridad del Gobierno[10].

A pesar de la situación a la que se enfrentan las películas de Hollywood en China, la percepción predominante es que la influencia del Gobierno chino sobre la industria cinematográfica estadounidense no desaparecerá en el corto plazo, dado que no es razonable esperar que las productoras abandonen un mercado de tanto peso y que se prevé que la censura china permanecerá presente mientras dure el mandato del PCCh[11]. No obstante, este contexto aún ofrece un cierto margen para que Hollywood desarrolle medidas que gobiernen sus interacciones con el Gobierno chino por medio de estrategias como limitar la censura a la versión de la película que se mostrará en cines chinos en vez de aplicar estrategias de autocensura preventiva a la versión internacional, así como indicar en las películas correspondientes si han pasado por un proceso de censura y, en caso afirmativo, qué gobiernos los han solicitado y establecer un diálogo con otros sectores y escuelas cinematográficas del mundo[12]. Así, la industria cinematográfica mundial daría un paso importante hacia un equilibrio entre la naturaleza del contenido del material que produce y los ingresos que obtiene de ellos.

[1] Albert, E. (2018) China’s Big Bet on Soft Power. Council on Foreign Relations. Recuperado de https://www.cfr.org/backgrounder/chinas-big-bet-soft-power.

[2] Council on Foreign Relations (2019) Big in China: The Global Market for Hollywood Movies. Recuperado de https://world101.cfr.org/global-era-issues/globalization/big-china-global-market-hollywood-movies.

[3] Bai, S. (2013) Recent Developments in the Chinese Film Censorship System. Southern Illinois University Carbondale. Recuperado de https://opensiuc.lib.siu.edu/cgi/viewcontent.cgi?referer=https://www.google.com/&httpsredir=1&article=1478&context=gs_rp.

[4] Library of Congress (2017) China: First Law on Film Industry Effective in March. Global Legal Monitor. Recuperado de https://www.loc.gov/law/foreign-news/article/china-first-law-on-film-industry-effective-in-march/

[5] The Heritage Foundation (2018) How China is Taking Control of Hollywood. Recuperado de https://www.heritage.org/asia/heritage-explains/how-china-taking-control-hollywood#:~:text=The%20Chinese%20are%20financing%20some,HOST%3A%20Here’s%20an%20interesting%20fact.

[6] Chen, P. (2020) What does Hollywood Lose when it Works with China? Recuperado de https://www.thenation.com/article/world/hollywood-china-trade-war/

[7] The Heritage Foundation (2018) Op. cit.

[8] PEN America (2020) Made in Hollywood, Censored by Beijing: The U.S. Film Industry and Chinese Government Influence. Recuperado de https://pen.org/wp-content/uploads/2020/09/Made_in_Hollywood_Censored_by_Beiing_Report_FINAL.pdf

[9] Chow, T. (2020) Hollywood in China: A New Film Central. Recuperado de https://uschinatoday.org/features/2020/07/14/hollywood-in-china/

[10] Chow, T. (2020) Op. cit.

[11] The Heritage Foundation (2018) Op. cit.

[12] PEN America (2020) Op. cit.

]]>
Xi copreside reunión de líderes China-Alemania-UE por videoenlace https://politica-china.org/areas/politica-exterior/xi-copreside-reunion-de-lideres-china-alemania-ue-por-videoenlace?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=xi-copreside-reunion-de-lideres-china-alemania-ue-por-videoenlace Tue, 15 Sep 2020 07:39:07 +0000 https://politica-china.org/?p=26839 BEIJING, 14 sep (Xinhua) — Los líderes de China, Alemania y la Unión Europea (UE) acordaron hoy fortalecer la comunicación y la cooperación para garantizar el éxito de la próxima serie de importantes agendas políticas entre China y la UE, ampliar la confianza política mutua, buscar beneficios mutuos sobre una base de ganar-ganar y defender el multilateralismo, y prometieron llevar los lazos a un nivel más alto.

Lo anterior fue señalado durante la reunión de líderes de China-Alemania-UE, copatrocinada por el presidente chino Xi Jinping hoy lunes por la noche en Beijing por medio de un videoenlace con la canciller alemana Angela Merkel, cuyo país ocupa actualmente la presidencia rotatoria de la UE; el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel; y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Los líderes anunciaron la firma oficial del acuerdo China-UE sobre indicaciones geográficas (IG), declararon su compromiso de acelerar las negociaciones del Tratado de Inversión Bilateral China-UE para alcanzar el objetivo de concluir las negociaciones este año, decidieron establecer un Diálogo de Alto Nivel China-UE sobre Medio Ambiente y Clima, y un Diálogo de Alto Nivel China-UE sobre Cooperación Digital, y establecer asociaciones verde y digital China-UE.

Xi indicó que la pandemia de COVID-19 está acelerando cambios no vistos en un siglo, y que la humanidad se encuentra en una nueva encrucijada ante múltiples desafíos comunes. Es aún más imperativo para China y la UE, como dos fuerzas, mercados y civilizaciones importantes, comprender firmemente la tendencia general de apoyo mutuo y cooperación unificada ante tales situaciones y promover inquebrantablemente el desarrollo sano y estable de la asociación estratégica integral China-UE, para inyectar más energía positiva a los esfuerzos de respuesta a la COVID-19, la recuperación económica y la defensa de la justicia, dijo Xi.

Xi propuso cuatro principios a los que las dos partes deben apegarse para desarrollar la relación China-UE.

Primero. China y la UE deben apegarse a la coexistencia pacífica. Puesto que no existen sistemas políticos idénticos en el mundo, la coexistencia de múltiples civilizaciones representa la normalidad. “Mientras más firme sea la fuerza que sustenta la coexistencia pacífica China-UE, más podrán garantizarse la paz y la prosperidad mundiales”, dijo Xi.

Segundo. China y la UE deben apegarse a la apertura y la cooperación. China está trabajando en favor del objetivo de alentar una nueva arquitectura de desarrollo de doble ciclo con el ciclo nacional como fundamento y con el desarrollo nacional e internacional reforzándose mutuamente. “China buscará una mejor interconectividad y efectividad entre los dos mercados y los recursos de las dos partes, para promover el desarrollo común de manera más robusta y sostenible”, dijo Xi.

Tercero. China y la UE deben apegarse al multilateralismo. Xi enfatizó que China está lista para trabajar con la UE para intensificar el diálogo y la coordinación a niveles bilateral, regional y mundial, permanecer comprometida con el panorama de gobernanza mundial caracterizado por la consulta, la aportación y los beneficios compartidos, defender el orden y el sistema internacionales con la ONU como núcleo, y promover las soluciones políticas para los asuntos candentes internacionales y regionales.

Cuarto. China y la UE deben apegarse al diálogo y la consulta. “China y la UE tienen que permanecer comprometidas con la tendencia dominante de la cooperación, resolver los malentendidos a través del diálogo, superar las dificultades a través del desarrollo y manejar apropiadamente las diferencias”.

Tras señalar que China y Europa son importantes socios comerciales y de inversión el uno para el otro, Xi dijo que las dos partes deben intensificar la coordinación de las políticas macro, tomar más medidas y generar más oportunidades de cooperación.

Luego de indicar que el acuerdo sobre IG fue firmado oficialmente hoy lunes, Xi dijo que las dos partes deben adoptar una actitud positiva y pragmática, acelerar las negociaciones sobre el acuerdo de inversión China-UE para alcanzar el objetivo de terminar las negociaciones para fin de año, trabajar para mejorar la cooperación, facilitar la recuperación económica mundial posterior a la epidemia y salvaguardar juntos un ambiente de comercio e inversión abierto.

“El mercado chino sigue abierto a la UE. Y más productos agrícolas de alta calidad y seguros de la UE son bienvenidos para entrar a China”, dijo Xi.

“Las dos partes deben establecer asociaciones verdes China-UE”, dijo Xi, quien agregó que las dos partes tienen que participar constructivamente en el proceso multilateral global de abordar el cambio climático y proteger la biodiversidad mundial, apoyarse para realizar la Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático en Glasgow el próximo año y promover la XV Conferencia de las Partes de la Convención sobre Biodiversidad en Kunming con el fin de alcanzar resultados positivos, y contribuir al desarrollo sostenible mundial.

Las dos partes tienen que establecer asociaciones digitales China-UE, dijo Xi, quien añadió que China presentó una iniciativa global sobre seguridad de los datos, y espera que la UE trabaje con China para formular estándares y reglas para el ámbito digital mundial y promover el firme desarrollo de la gobernanza global en la economía digital.

Xi dijo que las dos partes deben abordar de manera apropiada las respectivas preocupaciones legítimas, y agregó que China ha seguido de cerca los recientes acontecimientos de la UE en 5G, la revisión de la inversión extranjera, la adquisición gubernamental y la política de competencia.

Xi expresó la esperanza de que la UE mantenga abierto su mercado de comercio e inversión, aliente un ambiente de negocios abierto, equitativo, justo y no discriminatorio y proteja los derechos e intereses legítimos de las compañías chinas.

Desde el brote de la COVID-19, China y la UE han mantenido estrechos contactos en la cooperación contra la pandemia y de salud mundial, lo que ha demostrado la importancia y el efecto global de las relaciones China-UE, dijo Xi.

Para el próximo paso, las dos partes deben reforzar la coordinación y cooperación en políticas macroeconómicas, mantener la estabilidad de las cadenas mundiales industrial y de suministros y promover de forma conjunta la recuperación de la economía mundial, dijo Xi.

Xi pidió reforzar la cooperación en investigación y desarrollo de vacunas, esforzarse por hacer de las vacunas bienes públicos globales disponibles de forma universal y adoptar plenamente la disponibilidad y asequibilidad de las vacunas en los países en desarrollo.

Se deben reanudar los intercambios de personal de forma ordenada y se debe facilitar el movimiento transfronterizo de bienes, dijo Xi.

Xi pidió implementar activamente una cooperación tripartita con África basada en el pleno respeto a la voluntad de los países africanos y pidió a la comunidad internacional, especialmente a las instituciones financieras multilaterales y acreedores comerciales, emprender acciones más firmes para el alivio de la deuda en África.

Xi también aclaró la posición de principios de China sobre asuntos relacionados con Hong Kong y Xinjiang y dijo que la esencia de los asuntos es salvaguardar la soberanía, seguridad y unidad nacionales de China y proteger los derechos a vivir y trabajar en paz de las personas de todos los grupos étnicos.

“China se opone firmemente a cualquier persona o fuerza que genere inestabilidad, división y caos en China y a que cualquier país intervenga en los asuntos internos de China”, enfatizó Xi.

“No hay una vía única para el desarrollo de los derechos humanos en el mundo. No existe la máxima manera, sólo la mejor”, destacó Xi, quien añadió que los países deben abordar de forma prioritaria sus propios asuntos.

El pueblo chino no aceptará “un instructor” de derechos humanos y se opone a la “doble moral”. China está dispuesta a reforzar los intercambios con la parte europea con base en el principio de respeto mutuo, de modo que las dos partes pueden realizar avances, dijo Xi.

Por su parte, Merkel, Michel y Von der Leyen dijeron que China es un importante socio estratégico respetado por la UE. Es imperativo para Europa y China reforzar la cooperación, salvaguardar juntos el multilateralismo, resistir el unilateralismo y el proteccionismo y responder de forma más efectiva a diversos desafíos mundiales, lo que favorece los intereses comunes tanto de Europa y China como de la comunidad internacional.

La UE está dispuesta a trabajar con China para reforzar el diálogo, promover la confianza mutua e impulsar la cooperación en ámbitos como economía y comercio, inversión, economía verde, cambio climático, biodiversidad y desarrollo sostenible para más logros.

La parte europea fue alentada por la firma del acuerdo sobre indicaciones geográficas, dio la bienvenida a la flexibilización de las restricciones de acceso a mercado y la expansión de la apertura por parte de China y prometió concluir este año las negociaciones del acuerdo de inversión UE-China para inyectar nuevo impulso a las relaciones UE-China.

La parte europea está dispuesta a reforzar la cooperación con China en organizaciones internacionales, promover la cooperación internacional contra la pandemia, mantener el libre comercio y promover la pronta recuperación económica en Europa, China y el mundo.

Sobre el asunto de los derechos humanos, la parte europea reconoció sus problemas y expresó la esperanza de entablar un diálogo con China basado en los principios de igualdad y respeto mutuo para ampliar el entendimiento mutuo y manejar sus diferencias de forma debida.

Los líderes también intercambiaron opiniones sobre asuntos regionales e internacionales, incluyendo las cuestiones nuclear iraní y afgana, acordaron reforzar la comunicación y coordinación y hacer esfuerzos conjuntos en el mantenimiento de la seguridad y estabilidad a nivel regional e internacional.

]]>
KMT no enviará delegación al XII Foro del Estrecho en China https://politica-china.org/areas/taiwan/kmt-no-enviara-delegacion-al-xii-foro-del-estrecho-en-china?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=kmt-no-enviara-delegacion-al-xii-foro-del-estrecho-en-china Mon, 14 Sep 2020 14:14:56 +0000 https://politica-china.org/?p=26836 Taipéi, sep. 14 (CNA) El Kuomintang (KMT), el mayor partido de la oposición de Taiwán, no enviará a una delegación oficial a China para asistir al inminente XII Foro del Estrecho después de que la Televisión Central de China (CCTV, siglas en inglés) dijo que la delegación taiwanesa vendría para “suplicar la paz”, dijo la portavoz del KMT, Wang Yu-min, el lunes 14.

Sin embargo, los miembros del KMT tienen la libertad de asistir, en sus capacidades privadas, al susodicho foro que está programado para inaugurarse el 19 de septiembre en la Ciudad de Xiamen de la Provincia de Fujian, señaló Wang, quien se desempeña como presidenta del Comité de Cultura y Comunicación del KMT, en una conferencia de prensa.

Originalmente, Wang Jin-pyng, un ex vicepresidente del KMT, tenía proyectado encabezar una delegación del KMT a China para participar en el susodicho foro, pero los inadecuados comentarios de “suplicar la paz” hechos por la CCTV han distorsionado la buena voluntad del KMT de promover los intercambios entre los dos lados del Estrecho, dijo la vocera del KMT.

Considerando que la atmósfera actual entre los dos lados del Estrecho de Taiwán no redunda en beneficio de los intercambios y diálogos bilaterales, el KMT ha decidido no participar como partido político en el Foro del Estrecho de este año”, agregó la portavoz.

El 10 de septiembre, la CCTV, un portavoz del gobierno chino, publicó un titular que decía “con el Estrecho al borde de la guerra, este hombre (Wang Jing-pyng) viene al continente (chino) para suplicar la paz”, lo cual provocó malestar de muchos miembros del KMT.

Por consiguiente, el presidente del KMT, Johnny Chiang, pidió a las personas involucradas de la CCTV que se disculparan por los comentarios de “suplicar la paz”.

Sin embargo, Tso Chen-dong, director del Departamento de Asuntos de China Continental del KMT, dijo en la misma rueda de prensa que el partido no recibió ninguna excusa presentada por la CCTV.

(Por Wang Cheng-chung)
Enditem

(Fuente: https://spanish.cna.com.tw/ReadNews/Spn_Read.aspx?ID=202009140004&Type=&Date=&pageNum=1)

]]>
Mundo postpandemia demanda más colaboración entre China y la UE https://politica-china.org/areas/politica-exterior/mundo-postpandemia-demanda-mas-colaboracion-entre-china-y-la-ue?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=mundo-postpandemia-demanda-mas-colaboracion-entre-china-y-la-ue Mon, 14 Sep 2020 07:30:23 +0000 https://politica-china.org/?p=26833 BEIJING, 14 sep (Xinhua) — El presidente chino, Xi Jinping, mantendrá hoy lunes una reunión virtual con los líderes de Alemania y la Unión Europea (UE), un evento oportuno y crucial para conducir la asociación China-UE hacia un futuro más estable y maduro en un mundo donde las incertidumbres abundan.

Es la segunda reunión en tres meses entre los líderes de China y la UE, y el último capítulo de los intercambios a alto nivel frecuentes entre ambas partes, lo que demuestra la confianza sincera de Beijing y Bruselas en impulsar la cooperación a todos los niveles y construir un mundo más abierto y próspero.

Tras 45 años de relaciones diplomáticas, la cooperación entre China y la UE continúa cobrando impulso. El comercio bilateral y la inversión mutua crecen y los intercambios personales se enriquecen. Las dos partes, además, han estado en contacto estrecho para abordar asuntos de ámbito mundial.

La humanidad lucha para responder a una crisis de salud pública apenas vista en el último siglo, y la economía global sufre el impacto de la que es, quizás, la peor recesión económica desde la Gran Depresión de la década de 1930.

Desafortunadamente, en una época en que la cooperación y la solidaridad son más necesarias que nunca, el espectro del aislacionismo y el proteccionismo asoma su fea cabeza.

En este momento crítico, China y la UE, que representan en torno a una cuarta parte de la población mundial y una tercera parte del producto bruto mundial, deben redoblar los esfuerzos para avanzar en la cooperación y potenciar la coordinación a fin de gestionar mejor los retos que vendrán tras la pandemia.

La tarea más urgente de ambas es construir una asociación postpandémica para vencer al mortífero virus y conducir la economía mundial hacia la recuperación lo antes posible.

En un momento en que Gobiernos de todo el mundo tratan de reabrir sus países, las dos partes deben centrarse en cómo fortalecer su respuesta colectiva y coordinada para facilitar los movimientos interfronterizos de personas y mercancías, al tiempo que hacen todo lo posible para reducir al mínimo el riesgo de contagios. Para ello es necesario forjar una red multinacional de intercambio de información tanto de personas como de mercancías.

China y la UE deberían aprovechar al máximo sus ventajas respectivas y trabajar de forma incluso más estrecha para acelerar el desarrollo, la producción y la distribución de vacunas y tratamientos efectivos, y asegurar que esas herramientas salvavidas son accesibles y asequibles.

En el campo de la economía y el comercio -la piedra angular de sus relaciones-, Beijing y Bruselas tienen ante sí un futuro halagüeño. En 2019, el comercio bidireccional alcanzó los 710.000 millones de dólares, un crecimiento anual del 8 por ciento. Alemania, presidente rotatorio de la UE en la segunda mitad de 2020, es desde hace tiempo el mayor socio comercial de China en Europa.

A pesar de la pandemia, la cooperación económica y comercial entre ambas partes siguió siendo sólida en 2020. En los primeros ocho meses, hubo 7.601 viajes del servicio ferroviario de mercancías China-Europa, un 44 por ciento más que en el mismo periodo de 2019.

Con miras al futuro, es también importante que agranden su proporción de intereses compartidos. Por eso, deben aunar esfuerzos en las negociaciones sobre el tratado de inversión y buscar soluciones a los asuntos pendientes, para asegurar la conclusión oportuna de un convenio integral. Sobre esta base, se podría poner sobre la mesa el estudio de viabilidad de un acuerdo de libre comercio China-UE.

Así mismo, las dos partes deben trabajar juntas para abrir áreas nuevas de cooperación, como propuso Xi en la 22ª reunión de líderes China-UE en junio, en aras de forjar una asociación verde y digital a través del impulso de la cooperación en energías limpias, financiación sostenible, comercio digital y computación en la nube.

La última buena noticia para los inversores de la UE tuvo lugar en la Feria Internacional de Comercio de Servicios de China a principios de este mes, cuando Beijing anunció nuevas medidas para seguir abriendo su mercado.

Entre ellas, desarrollar un sistema sobre listas negativas para gestionar mejor el comercio de servicios transfronterizo, seguir facilitando el acceso a los mercados al sector servicios y ampliar las importaciones de servicios de calidad.

En la escena internacional, China y la UE están desempeñando un papel importante en la protección de la paz y la estabilidad mundial, y en la mejora de la gobernanza global, con un rechazo conjunto al unilateralismo y el proteccionismo, su apoyo al liderazgo de la ONU y la OMS, y una respuesta a los temas mundiales más apremiantes, como la pandemia, el terrorismo y el cambio climático.

Para hacerlo, es indispensable que haya comunicación y coordinación. China y la UE deben tender un puente de comprensión recíproca para superar sus divergencias sociales y políticas y rechazar la xenofobia.

Los 45 años de relación entre China y la UE son una muestra de que ambas tienen mucho más en común de lo que las diferencias podrían sugerir. Es de esperar que puedan servir a sus propios intereses respetando las preocupaciones esenciales y legítimas de la otra parte.

En un momento en que la pandemia sigue asolando el mundo y la crisis económica mundial está lejos de terminar, el mundo urge más cooperación entre China y la UE. Juntas, deben luchar con uñas y dientes por el futuro de todos.

]]>
¿Qué esperar de la reunión de líderes virtual China-UE? https://politica-china.org/areas/politica-exterior/que-esperar-de-la-reunion-de-lideres-virtual-china-ue?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=que-esperar-de-la-reunion-de-lideres-virtual-china-ue Mon, 14 Sep 2020 07:28:18 +0000 https://politica-china.org/?p=26830 Beijing, 14/09/2020 (El Pueblo en Línea) -Hoy, el presidente chino Xi Jinping sostendrá una videoconferencia con la canciller alemana Angela Merkel, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. Se trata de una reunión más entre líderes chinos y europeos en poco más de dos meses. Muestra que ambas partes dan importancia a las relaciones China-UE y aspiran a fortalecer el diálogo y la cooperación.

Este año es uno importante para las relaciones diplomáticas entre China y la UE, ya que las dos partes marcan el 45º año del establecimiento de sus relaciones. Aunque la epidemia de COVID-19 imposibilita los intercambios cara a cara entre China y la UE, las dos partes han mantenido reuniones frecuentemente en línea. Desde junio, se han completado con éxito importantes reuniones, incluida la Cumbre China-UE, el Diálogo Estratégico de Alto Nivel China-UE y el Diálogo Económico de Alto Nivel China-UE. La comunicación de alto nivel entre las dos partes en el desarrollo ecológico y la economía digital también ha producido resultados fructíferos. Yang Jiechi, miembro del Buró Político del Comité Central del PCCh y director de la Oficina de la Comisión Central de Relaciones Exteriores, además de Wang Yi, consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores, acaban de concluir sus respectivas visitas a Europa, lo que marca la reanudación de los encuentros cara a cara de la diplomacia de ambas partes. Los frecuentes intercambios de alto nivel han mejorado el entendimiento mutuo entre China y Europa, han avanzado la cooperación práctica en varias áreas y han hecho buenos preparativos para la próxima Reunión de Líderes China-Alemania-UE.

El presidente Xi Jinping señaló que China y la UE son dos fuerzas poderosas, grandes mercados y dos de las principales civilizaciones del mundo. Lo que las dos partes están a favor, en contra y en lo que cooperan es de importancia mundial. En el contexto de cambios no vistos en un siglo y la crisis del COVID-19, esta próxima reunión es importante no solo para China y Europa, sino para todo el mundo, y llama la atención y las expectativas a lo largo y ancho:

– Se prevé que China y Europa liderarán la cooperación internacional contra la epidemia de COVID-19. Dado que el virus aún se está propagando a nivel mundial, la economía mundial se está hundiendo en una profunda recesión. China y Europa están a la vanguardia en el desarrollo de vacunas. Ambas partes sostienen que las vacunas contra el COVID-19 son bienes públicos globales y trabajan para mejorar su accesibilidad y asequibilidad en el mundo. En la coyuntura crítica de la lucha conjunta contra el COVID-19 y el trabajo por la recuperación económica posterior al COVID, se anticipa que China y Europa mejorarán aún más su unidad y cooperación y llevarán al mundo al éxito contra el virus. En este momento tan oscuro para la economía mundial, se espera que aprovechemos plenamente nuestro poder como impulso bimotor, reanudemos el diálogo y la cooperación en diversas áreas y contribuyamos con nuestra parte a la recuperación económica mundial.

– Se prevé que China y Europa profundizarán la cooperación comercial y de inversión. Durante la primera mitad de este año, el volumen comercial entre China y Europa ha aumentado y, por primera vez en la historia, China está en camino de convertirse en el mayor socio comercial de la UE durante el año. China y la UE representan un tercio de la economía mundial, son dos economías importantes y la principal fuerza de la globalización económica. Varias partes y especialmente el sector empresarial siguen de cerca el avance de la negociación del Acuerdo Bilateral de Inversiones y el Acuerdo sobre Indicaciones Geográficas. Se espera que China y la UE puedan abrirse más entre sí, profundizar la cooperación empresarial, mejorar el bienestar de los dos pueblos y trabajar por una economía mundial abierta.

– Se prevé que China y Europa unirán fuerzas para abordar el cambio climático. China valora mucho la conservación ecológica. Hemos completado nuestro objetivo de reducción de emisiones dos años antes de lo programado y ahora estamos buscando activamente formular objetivos a mediano y largo plazo. La Comisión Europea anunció en su Pacto Verde Europeo, que se esfuerza por lograr la neutralidad de carbono para 2050. El próximo año, China y Europa, respectivamente, celebrarán importantes conferencias internacionales sobre cambio climático, biodiversidad y conservación. Se espera que las dos partes desempeñen un papel de liderazgo en el desarrollo ecológico, fortalezcan el apoyo mutuo, aborden conjuntamente los desafíos mundiales, promuevan un estilo de vida ecológico y construyan una hermosa patria.

– Se prevé que China y Europa fortalecerán la cooperación en la economía digital. Aunque está surgiendo una nueva ronda de revolución científica e industrial con una economía digital floreciente, todavía existe un gran déficit en la gobernanza digital global y espacios en blanco para completar las reglas con respecto a la seguridad digital. China tiene una economía digital floreciente y la Unión Europea está impulsando un ambicioso plan de transición digital. Las dos partes tienen un enorme potencial para la cooperación complementaria. La Iniciativa Global sobre Seguridad de Datos que acaba de proponer China dice mucho de la sinceridad, apertura y confianza de China en el campo de la seguridad de datos. Se prevé que China y Europa promoverán conjuntamente la economía digital, trabajarán para forjar la asociación digital China-UE y contribuirán a los estándares y reglas globales en el área digital.

– Se prevé que China y Europa salvaguardarán conjuntamente el multilateralismo. El multilateralismo es fundamental para el desarrollo de todos los países, especialmente para los medianos y pequeños. Salvaguardar el multilateralismo se ha convertido en el mayor entendimiento común entre China y la UE. Ahora mismo, se está levantando el unilateralismo y las prácticas hegemónicas, lo que pone en peligro las reglas internacionales y el orden internacional. Se anticipa que China y Europa mantendrán el compromiso con el multilateralismo, tomarán acciones multilaterales, observarán los tratados multilaterales, fortalecerán las instituciones multilaterales y evitarán que el mundo repita los errores de seguir la ley de la selva y participar en guerras frías.

Este año marca el año de apertura de la nueva administración de la UE y otra presidencia alemana de la UE en 13 años. Las relaciones entre China y la UE disfrutan ahora de una gran oportunidad para un mayor desarrollo. Se cree que la Reunión de Líderes China-Alemania-UE que se celebrará en esta coyuntura crítica conducirá las relaciones China-UE post-COVID a un nivel más alto, inyectará ímpetu en el diálogo integral y la cooperación entre las dos partes y traerá más estabilidad y energía positiva en este mundo lleno de incertidumbres.

]]>
ENTREVISTA: UE espera cooperación y diálogo con China en mundo postpandemia, dice experto https://politica-china.org/areas/politica-exterior/entrevista-ue-espera-cooperacion-y-dialogo-con-china-en-mundo-postpandemia-dice-experto?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=entrevista-ue-espera-cooperacion-y-dialogo-con-china-en-mundo-postpandemia-dice-experto Mon, 14 Sep 2020 07:26:15 +0000 https://politica-china.org/?p=26825 BERLÍN, 14 sep (Xinhua) — La Unión Europea espera cooperación y diálogo con China en varios ámbitos ante los desafíos y opotunidades que, para las relaciones bilaterales, depara el mundo postpandemia, aseguró el politólogo de la Universidad de Bonn Gu Xuewu.

En una entrevista con Xinhua en la antesala de la reunión de líderes de China, Alemania y la UE, Gu, director del Centro de Estudios Globales de esa universidad alemana, afirmó que los círculos políticos europeos dan mucha importancia a la reunión porque se espera que proporcione directrices para el futuro de los lazos entre ambas partes.

La reunión, que se celebra hoy lunes de forma virtual, representa también un esfuerzo de la canciller alemana, Angela Merkel, para que la UE procure una política pragmática en lo que respecte China.

“(Merkel) ha querido impulsar los lazos entre China y la UE en una dirección más saludable desde que Alemania asumiese la presidencia rotatoria de la UE el 1 de julio y antes de que, el año próximo, termine su mandato como canciller”, dijo Gu.

La canciller alemana ha descartado presentarse para un quinto mandato a pesar de que goza de una popularidad bastante alta.

El Gobierno alemán anunció recientemente un conjunto de directrices diplomáticas en un documento político titulado “Alemania-Europa-Asia: conformar juntos el siglo XXI”, en que la asociación con China se centra en áreas como proyectos de carbón limpio, no proliferación nuclear y refuerzo de las funciones de la ONU, anotó Gu.

La infraestructura 5G, la salud pública y la economía digital son otros puntos de interés para el bloque europeo, detalló.

A lo largo de las 72 páginas del documento se enfatizan conceptos como asociación, coordinación e interacción, y China aparece mencionada en 59 ocasiones, apuntó el politólogo.

A su juicio, el documento envía el mensaje de que Alemania y la UE no buscarán un “desacoplamiento” con China pese a la presión de Estados Unidos.

“Alemania y la UE están en estos momentos bajo una presión enorme del Gobierno de Donald Trump y unos cuantos políticos y medios de comunicación con ideas afines. Para los líderes de la UE, no va a ser un ‘picnic’ seguir aferrados a la política correcta de cooperar y dialogar con China”, dijo Gu.

En este sentido, agregó que hay más cooperación que competencia entre China y Europa, así como más consenso que desacuerdo.

Aunque China y la UE tienen opiniones diferentes en algunos asuntos, han conducido frecuentes intercambios a alto nivel este año, anotó Gu.

Ambas partes, afirmó, apoyan la cooperación en beneficio mutuo y comparten opiniones similares sobre el futuro del orden mundial.

Tanto China como la UE, destacó, “abogan por el multilateralismo” y “no aprueban el unilateralismo, la política de poder ni la intimidación”. Fin

]]>
ENTREVISTA: China y Europa comparten enfoques similares en importantes cuestiones sanitarias y económicas, asegura experto https://politica-china.org/areas/politica-exterior/entrevista-china-y-europa-comparten-enfoques-similares-en-importantes-cuestiones-sanitarias-y-economicas-asegura-experto?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=entrevista-china-y-europa-comparten-enfoques-similares-en-importantes-cuestiones-sanitarias-y-economicas-asegura-experto Mon, 14 Sep 2020 07:23:23 +0000 https://politica-china.org/?p=26822 MADRID, 13 sep (Xinhua) — Europa y China son dos grandes actores mundiales y comparten enfoques similares en importantes cuestiones sanitarias y económicas, señaló en una entrevista con Xinhua el director del Observatorio de Política China con sede en España, Xulio Ríos.

“Lo que ahora toca es aunar esfuerzos para combatir con firmeza y holgura la grave crisis económica que se anuncia y el desafío de la seguridad sanitaria”, apuntó el también experto en asuntos internacionales.

Sus declaraciones se hacen en vísperas de la reunión de líderes China-Alemania-Unión Europea (UE) que se hará el lunes a través de un enlace de video con la participación del presidente chino, Xi Jinping, la canciller alemana, Angela Merkel, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

China y Europa, enfatizó el académico, también comparten enfoques similares en importantes cuestiones, desde la lucha contra el cambio climático hasta la defensa del multilateralismo, entre otros. Estas coincidencias representan, en realidad, las vigas determinantes del siglo XXI, abundó.

En criterio de Ríos, un trabajo conjunto entre China y Europa “facilitará una base de entendimiento político y material, capaz de potenciar el logro de acuerdos en asuntos sustanciales como el tratado sobre inversiones, largamente negociado, o la agenda estratégica, aunando criterios que satisfagan los intereses de ambas partes”.

Asimismo, señaló, es esencial una inyección de confianza en las relaciones bilaterales y a Bruselas y Beijing compete hacer esfuerzos en tal sentido, limando asperezas y siendo especialmente sensibles a los intereses básicos recíprocos.

Recordó que España, que recientemente acogió la visita de Yang Jiechi, director de la Oficina de la Comisión de Asuntos Exteriores del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh), ha valorado en su justo término la cooperación en el combate contra la COVID-19 y considera en alto grado proyectos que contribuyen a cimentar las relaciones bilaterales como el tren Yiwu-Madrid.

España ha apostado decididamente por la construcción de un marco de relaciones con China que responda a intereses genuinamente europeos, que asegure los equilibrios, la transparencia y la reciprocidad, afirmó el experto.

Acotó que la “Ostpolitik” es, quizá, la única palabra que, procedente del alemán, acabó formando parte del lenguaje político universal. La esencia de dicho término es la defensa del diálogo pese a las diferencias, primando sobre cualquier otro la definición y satisfacción de los intereses comunes centrados en la paz, la seguridad, el progreso y el bienestar.

Con este marcó de referencia recordó que ahora es precisamente Alemania la que ostenta la presidencia de turno de la UE.

“Hay una enorme lección en todo aquello que no debemos olvidar cuando algunos se empeñan en resucitar guerras frías basadas en la exaltación de anatemas que amenazan con hacer retroceder el sistema internacional. Siguiendo por ese rumbo no podremos encontrar el futuro que nos merecemos”, explicó.

Destacó que es probable que se necesite tiempo para seguir avanzando en la reforma de las reglas pertinentes y para lograr adaptar los mecanismos e instrumentos que aporten fluidez y mayor consenso a las relaciones mundiales, pero lo importante ahora, en una coyuntura tan dramática, es no defraudar, ser capaces de separar lo urgente de lo prioritario y no caer en las trampas del pasado, destacó.

]]>
Ex líder legislativo encabezará delegación para asistir al Foro del Estrecho https://politica-china.org/areas/taiwan/ex-lider-legislativo-encabezara-delegacion-para-asistir-al-foro-del-estrecho?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=ex-lider-legislativo-encabezara-delegacion-para-asistir-al-foro-del-estrecho Wed, 09 Sep 2020 11:01:24 +0000 https://politica-china.org/?p=26819 Taipéi, sep. 8 (CNA) El antiguo presidente del Yuan Legislativo (Cámara Legislativa), Wang Jin-pyng, encabezará una delegación a China para participar en el XII Foro del Estrecho a pesar de las advertencias emitidas por el Gobierno Central, adelantó el mayor partido de la oposición en Taiwán, Kuomintang (KMT, siglas en inglés), el martes 8.

En un comunicado de prensa, el KMT dijo que Wang, un ex vicepresidente del KMT que sirvió como jefe del organismo legislativo de la nación durante 17 años, ha sido elegido para liderar la delegación para asistir al XII Foro del Estrecho, el cual empezará el 19 del presente mes en la Ciudad de Xiamen de la Provincia de Fujian.

Asimismo, el secretario general del KMT, Lee Chien-lung, ha sido nombrado jefe adjunto de la delegación.

El KMT hizo el anuncio después de una advertencia del gobernante Partido Democrático Progresista (PDP) que instó a los individuos y grupos políticos de Taiwán a no asistir al foro, porque hacerlo así podría transgredir las leyes de seguridad nacional.

El Consejo para los Asuntos de China Continental (MAC, siglas en inglés) dijo que Beijing ha estado utilizando el foro para obtener el apoyo de los taiwaneses al plan del presidente Xi Jinping para reunificar Taiwán bajo la fórmula de “un país, dos sistemas”.

El MAC también exhortó tanto a los ciudadanos como a los grupos políticos a obedecer las leyes de Taiwán relacionadas con los intercambios a través del Estrecho de Taiwán, especialmente la ley anti-infiltración, promulgada en enero. Afirmó que dicha ley prohíbe a cualquier individuo o grupo asistir a eventos que promuevan el modelo de “un país, dos sistemas”, para salvaguardar conjuntamente el sistema democrático de Taiwán.

Defendiendo su decisión de participar en el foro, el KMT dijo el martes 8 que el próximo viaje es primordial para los intercambios entre los dos lados del Estrecho, dado que se ha suspendido el diálogo oficial entre las dos partes desde que la presidenta Tsai Ing-wen del PDP inició su mandato en mayo del 2016.

Se espera que la asistencia al foro fomente el entendimiento mutuo y la paz a través del Estrecho en medio de las crecientes tensiones entre Taiwán y China durante la presidencia de Tsai que conducirían potencialmente a una guerra, agregó el KMT.

Además de tomar parte en el foro, la delegación del KMT también aprovechará la oportunidad para reunirse con los comerciantes, estudiantes y profesores taiwaneses en la Ciudad de Xiamen. La delegación tiene previsto regresar el 21 del mismo mes a Taiwán.

El Foro del Estrecho fue celebrado por primera vez en el 2009, cuando Taiwán estuvo bajo la administración del KMT — como una plataforma para la cooperación cultural e intercambios económicos entre ambas partes.

(Por Wang Cheng-chung y Azucena Yeh)
Enditem

Fuente: https://spanish.cna.com.tw/ReadNews/Spn_Read.aspx?ID=202009080001&Type=&Date=

]]>
Crónica del liderazgo de Xi en la guerra de China contra COVID-19 https://politica-china.org/areas/sistema-politico/cronica-del-liderazgo-de-xi-en-la-guerra-de-china-contra-covid-19?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=cronica-del-liderazgo-de-xi-en-la-guerra-de-china-contra-covid-19 Wed, 09 Sep 2020 10:56:45 +0000 https://politica-china.org/?p=26815 BEIJING, 8 sep (Xinhua) — El 10 de marzo de 2020, en el Hospital Huoshenshan de Wuhan, el presidente de China, Xi Jinping, llevando una mascarilla, habló mediante un enlace de video con un paciente que se encontraba acostado en una cama.

“Lo que debes hacer ahora es mantener la confianza. Todos debemos tener confianza en que ganaremos esta guerra”, afirmó Xi, y proclamó: “¡Victoria para Wuhan! ¡Victoria para Hubei! ¡Victoria para China!”

Xi, también secretario general del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh) y presidente de la Comisión Militar Central, se presentó en un lugar crítico: Wuhan, la ciudad china que en ese momento era la más afectada por el brote de COVID-19.

Ocho días después de la visita de Xi, la ciudad no informó nuevos casos de COVID-19 por primera vez. El 26 de abril, los hospitales de Wuhan quedaron libres de casos del nuevo coronavirus.

En los más de siete meses que han pasado, China, la nación más poblada del mundo, ha superado situaciones extraordinarias. Más de 80.000 chinos fueron infectados por el virus y alrededor de 4.700 personas perdieron su vida. El control de la epidemia se convirtió en la máxima prioridad del país.

Durante la Fiesta de la Primavera, el Año Nuevo Lunar chino, que cayó este año a finales de enero, cientos de millones de ciudadanos abandonaron sus planes de vacaciones. Se quedaron en casa durante varias semanas seguidas. Las ciudades fueron cerradas, los negocios suspendidos y las reuniones públicas canceladas.

Las sesiones anuales de la legislatura nacional y el órgano asesor político, eventos clave en el calendario político del país y conocidos popularmente como las “dos sesiones”, fueron aplazadas por primera vez debido a la emergencia de salud pública.

La epidemia de COVID-19 es la emergencia de salud pública de más rápida propagación, más ampliamente extendida y más difícil de contener desde la fundación de la República Popular China en 1949, señaló Xi.

“La vida es de suma importancia”, afirmó Xi, quien lanzó una “guerra del pueblo” y asumió la responsabilidad reuniendo recursos nacionales para combatir contra el “enemigo invisible”.

En poco más de un mes, fue contenida la creciente propagación del virus; en unos dos meses, cayó a un solo dígito el aumento diario de infecciones locales; y en casi tres meses, se logró una decisiva victoria en la batalla de defensa de la provincia de Hubei y su capital Wuhan, lo que representó un logro estratégico en el combate contra la pandemia de COVID-19.

Aunque han ocurrido brotes esporádicos en los últimos meses, el Gobierno chino, con su experiencia y medidas específicas, logró cortar rápidamente las vías de transmisión.

Desde una perspectiva global, China fue uno de los primeros países en reanudar el trabajo y reabrir escuelas y negocios. El país asiático está ahora corriendo contra reloj para ganar la lucha contra la pobreza y construir una sociedad modestamente acomodada en todos los aspectos.

LIDERAZGO EN TIEMPOS DE CRISIS

La epidemia de COVID-19 cambió la agenda de Xi. Las personas familiarizadas con su trabajo expresaron que Xi se dedicó a liderar las labores de control de la pandemia y dio instrucciones todos los días durante el momento más crítico del brote.

Xi formuló un conjunto de principios generales para guiar la lucha contra el nuevo coronavirus, haciendo hincapié en “la confianza, la unidad, un enfoque basado en la ciencia y una respuesta específica como directrices de los esfuerzos de control de la epidemia de China”.

El 7 de enero, al presidir una reunión del Comité Permanente del Buró Político del Comité Central del PCCh, Xi subrayó la importancia de tomar medidas adecuadas contra la epidemia, conocida entonces como “una epidemia de neumonía de causa desconocida”.

El 20 de enero, Xi dio importantes instrucciones para combatir la epidemia, enfatizando que la vida y la salud del pueblo deben ser consideradas como las máximas prioridades y que se debían hacer esfuerzos firmes para detener la propagación del virus. También pidió que se divulgara rápidamente la información sobre la epidemia y se reforzara la cooperación internacional.

El 22 de enero, Xi ordenó la imposición inmediata de restricciones estrictas al movimiento de personas y a los canales de salida en Hubei y Wuhan. Xi explicó que la toma de decisión requería un enorme coraje político. “Pero el tiempo exige una acción resuelta. De lo contrario, habría problemas”, resaltó.

El 23 de enero, Wuhan suspendió todo el transporte público urbano y cortó los vuelos y trenes de salida. Poner en cuarentena a una mega ciudad con más de 10 millones de residentes fue algo sin precedentes, pero resultó una medida efectiva.

Desde el XVIII Congreso Nacional del PCCh en 2012, Xi ha insistido repetidamente en que los cuadros deben tener un fuerte sentido de responsabilidad. “Ser leal al Partido, luchar por el bienestar del pueblo, trabajar duro…” Estos son principios constantes que deben tenerse bien presentes en las causas del Partido.

Xi no durmió bien en la víspera del Año Nuevo Lunar chino, ya que asumió la gran responsabilidad de luchar contra la epidemia.

Al día siguiente, el 25 de enero, Xi convocó una reunión del Comité Permanente del Buró Político del Comité Central del PCCh sobre el control de la epidemia. Xi manifestó a sus colegas del comité permanente que la situación era apremiante y que necesitaban estudiar el tema juntos.

El mandatario chino tomó la iniciativa haciendo una donación para apoyar los esfuerzos de control de la epidemia, destacando el principio de temprana detección, notificación, cuarentena y tratamiento que debía ser estrictamente observado. También pidió salvar la vida mediante el aumento de las tasas de admisión y curación y la reducción de las tasas de infección y mortalidad.

Xi hizo demandas de respuesta específicas en diferentes etapas de la batalla. Desde el comienzo del brote, el presidente de China presidió un gran número de reuniones de alto nivel para diseñar medidas de contención, que incluyeron 17 reuniones del Comité Permanente del Buró Político del Comité Central del PCCh, cuatro reuniones del Buró Político del Comité Central del PCCh y reuniones de liderazgo sobre la gobernanza conforme a la ley, asuntos del ciberespacio, asuntos exteriores y la profundización de la reforma en medio de la epidemia.

También dio instrucciones a los militares para que se unieran a la lucha y presidió una serie de simposios, incluidos uno con miembros no pertenecientes al PCCh para escuchar sus sugerencias, y otro con expertos sobre la construcción de un sólido sistema de salud pública.

Además, convocó varias teleconferencias, una de las cuales fue la más grande celebrada en China desde 1949, a la que asistieron 170.000 funcionarios, con rangos desde la dirección central hasta las unidades a nivel de distrito de todo el país.

Xi también llevó a cabo nueve visitas de inspección nacionales para orientar el control de la epidemia, el desarrollo económico y otras labores: dos en Beijing, una en Wuhan y las otras seis en las provincias de Zhejiang, Shaanxi, Shanxi, Jilin y Anhui, así como en la región autónoma de la etnia hui de Ningxia.

En las “dos sesiones” aplazadas, Xi se unió a asesores políticos y legisladores en cuatro debates de grupo para planificar el control de la epidemia y las medidas de desarrollo económico.

El director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, afirmó que cuando estuvo en Beijing, vio al presidente Xi liderando los esfuerzos de China para movilizar a todo el gobierno y la sociedad y hacer que todos los ciudadanos participen en el proceso de respuesta.

El observador político Eric Li escribió en un artículo publicado en la página web de la revista estadounidense Foreign Policy que la decisión de cerrar Wuhan y Hubei resultó ser una decisión que salvó a la nación de una catástrofe devastadora.

El presidente de Namibia, Hage Geingob, sostuvo que Xi ha liderado al pueblo chino en una lucha efectiva contra la COVID-19, ha demostrado un liderazgo excepcional y ha sido muy apreciado por países de todo el mundo, incluidos los de África.

En una carta dirigida a Xi, 18 directores ejecutivos del Consejo Mundial de Directores Ejecutivos afirmaron que China, bajo el firme liderazgo de Xi, ha contenido rápidamente la epidemia del nuevo coronavirus, ha tomado la iniciativa en la reanudación del trabajo y la producción y ha desempeñado un papel positivo en el apoyo a la lucha mundial contra la neumonía de COVID-19 y en el mantenimiento de la estabilidad económica mundial.

PLENO USO DE LAS FUERZAS INSTITUCIONALES

Xi enfatizó que resultaba imperativo coordinar las medidas de respuesta a nivel nacional para combatir el brote. El mandatario indicó que concentrar las fuerzas para llevar a cabo grandes tareas es una ventaja del sistema socialista de China.

Con este fin, se solicitó apoyo de todo el país, que se puso en acción luego de que Xi, como núcleo de liderazgo del Comité Central del PCCh y del Partido, emitiera sus órdenes.

El 25 de enero, se creó un grupo dirigente central para la respuesta ante la epidemia. La viceprimera ministra, Sun Chunlan, miembro del Buró Político del Comité Central del PCCh, encabezó un grupo dirigente central para supervisar en el terreno por tres meses los trabajos en la provincia Hubei.

“Cualquier situación que encuentre o necesidades que tenga, el grupo puede llamarme directamente”, aseguró Xi, quien dio más de 100 instrucciones al grupo.

Bajo el liderazgo del mandatario chino, más de 90 millones de miembros del PCCh y 4,6 millones de organizaciones de base del Partido se unieron a la batalla antiepidémica.

“El secretario general asegura que los intereses del pueblo están por encima de todo. Nosotros, como miembros del Partido, debemos estar a la vanguardia”, señaló Xia Jian, secretario de una célula del Partido en el Hospital Zhongnan de la Universidad de Wuhan.

Algunas personas perdieron su vida al resultar infectados en la primera línea atendiendo a los pacientes. Liu Zhiming, presidente del Hospital de Wuchang, y Li Wenliang, oftalmólogo del Hospital Central de Wuhan, se cuentan entre los héroes fallecidos que han sido honrados como mártires, un título otorgado a los ciudadanos que sacrifican valientemente sus vidas por la nación y el pueblo.

Los trabajadores miembros del Partido también tomaron la iniciativa de laborar sin descanso en los campos estrechamente relacionados con el control epidémico, como la construcción de hospitales y la producción de mascarillas.

Siguiendo la orden de Xi, el ejército del país envió su primer grupo de médicos a Wuhan en la víspera del Año Nuevo chino. En total, se despacharon tres grupos en los que participaron más de 4.000 miembros del personal de servicio. Los suministros fueron trasladados a Wuhan en grandes aviones de transporte.

China movilizó a sus mejores médicos, los equipos más avanzados y los recursos más necesitados para ayudar en la lucha integral contra el virus en Hubei y Wuhan, al tiempo que el Gobierno cubrió todos los gastos de tratamiento, señaló Xi durante las “dos sesiones”.

Robert Kuhn, un destacado académico estadounidense en estudios sobre China y presidente de la Fundación Kuhn, describió la movilización del país asiático como “sin precedentes” en la historia sanitaria mundial.

De toda China, más de 42.000 trabajadores médicos, incluidos académicos y expertos de primer nivel, fueron enviados a Hubei. Ellos soportaron una tremenda fatiga y estrés, pagando un alto precio. Más de 2.000 trabajadores sanitarios resultaron infectados y decenas murieron en el cumplimiento del deber.

En Wuhan, 16 salas de exposiciones y recintos deportivos se convirtieron en hospitales provisionales. Se reutilizaron decenas de centros de salud y se habilitaron más de 600 lugares para sitios de cuarentena. Todas estas medidas ayudaron a agregar alrededor de 3.000 camas por día, aliviando la tensión en las capacidades de los centros de salud de la ciudad.

“La lección clave de China fue la velocidad”, refirió el epidemiólogo canadiense Bruce Aylward, quien dirigió un equipo de expertos internacionales organizado por la OMS que viajó al país en febrero para llevar a cabo una misión conjunta de nueve días sobre la COVID-19.

Fuera de las zonas más afectadas se puso en marcha la producción de suministros médicos y se abrieron “canales verdes”. En poco tiempo, desde mascarillas hasta equipos de soporte vital, todo se trasladó con rapidez a la primera línea de enfrentamiento a la enfermedad.

En el apogeo del brote, Hubei acumuló más de 100 máquinas de oxigenación por membrana extracorpórea (ECMO, por sus siglas en inglés), aproximadamente una cuarta parte del total nacional de estos sofisticados sistemas de soporte vital.

Xi ordenó aprovechar la fuerza institucional del país en apoyo de “hermanamiento”. Diecinueve regiones a nivel provincial se “hermanaron” con 16 ciudades y prefecturas en Hubei para ayudarlas a contener el brote.

El mandatario señaló que la ciencia y la tecnología son la clave para “eventualmente prevalecer sobre el brote”. Exigió que se acelerara la investigación para resolver problemas fundamentales y cumplir con todos los estándares de seguridad.

Universidades, institutos de investigación y empresas de todo el país unieron fuerzas para desarrollar vacunas, medicamentos y tratamientos. Una vacuna desarrollada por investigadores chinos fue la primera del mundo en entrar en ensayos clínicos de fase II el 12 de abril. Hasta el 23 de julio, nueve empresas en China habían iniciado ensayos clínicos de vacunas para la enfermedad. Al mismo tiempo, ha comenzado el uso de emergencia de las vacunas para la COVID-19.

En un país con una enorme población de 1.400 millones, la gente actuó ordenadamente. Se tomaron con seriedad los consejos del Partido y del Gobierno, las personas se quedaron en casa durante semanas y practicaron el distanciamiento social.

Asimismo, se movilizaron más de cuatro millones de trabajadores comunitarios con el fin de desinfectar periódicamente los espacios públicos, comprobar la temperatura corporal, hacer el registro de los visitantes y conducirlos a la cuarentena en caso de ser necesario.

Algunas ciudades pusieron en marcha la gestión en red y la vigilancia vecinal para detectar y aislar lo antes posible casos sospechosos y sus contactos cercanos. Muchos voluntarios se presentaron para ayudar.

“Las comunidades han hecho enormes contribuciones a esta respuesta ante la epidemia”, aseguró Xi a los trabajadores comunitarios durante una actividad de plantación de árboles en Beijing. “De cara al futuro, todavía hay tareas formidables por delante”.

Se estima que el enfoque de China de enfrentamiento a la pandemia, que realmente movilizó a todo el Gobierno y la sociedad, ha evitado cientos de miles de casos del nuevo coronavirus, de acuerdo con un informe de la Misión Conjunta OMS-China sobre la COVID-19.

La revista médica internacional The Lancet señaló que hay lecciones importantes que los presidentes y primeros ministros del mundo pueden aprender de la experiencia de China para retrasar la propagación de la infección, destacando el papel de medidas de salud pública como la vigilancia y el rastreo exhaustivo de contactos.

La lucha contra la COVID-19 de China proporciona tres experiencias importantes para el mundo: comunicarse con la población, frenar la transmisión de la enfermedad y preparar los sistemas de salud para un aumento de la demanda de servicios, según la revista The Economist, con sede en Londres.

EL PUEBLO PRIMERO

En esencia, las instrucciones de Xi son llevar a cabo una “guerra del pueblo”. En general, se trata de una guerra librada por el pueblo y para el pueblo, que encarna el propósito fundamental del PCCh, el mayor partido político gobernante del mundo, de servir al pueblo de todo corazón.

“Pueblo” es la palabra más reiterada en las reuniones presididas y las instrucciones emitidas por el secretario general del Comité Central del PCCh.

Xi ha hecho hincapié en priorizar la vida y la salud de las personas y poner los intereses de estas por encima de todo. Exigió apoyarse estrechamente en el pueblo para ganar la guerra. También dijo que todas las medidas de prevención y control antiepidémicas tomadas por el Comité Central del PCCh tuvieron la consideración primordial de prevenir infecciones entre las personas y salvar vidas.

China ha proporcionado tratamientos gratuitos a las personas contagiadas de COVID-19, comprometiéndose a tratar a todos los pacientes y no dejar a nadie sin atención.

El paciente chino de COVID-19 más longevo que logró recuperarse de la enfermedad tiene 108 años.

“Salvamos vidas a toda costa. Nunca nos rendimos, sin importar la edad de un paciente o la gravedad de su condición”, apuntó Xi.

Jiao Yahui, funcionaria de la Comisión Nacional de Salud, detalló que los pacientes ancianos se encuentran entre los más difíciles de tratar y requieren más recursos médicos que el resto.

“Pero China ha tratado con igualdad a todos los pacientes, independientemente de su edad o riqueza”, ratificó la funcionaria, tras precisar que esto refleja las virtudes tradicionales chinas, enfatizadas por Xi en relación con poner a las personas en primer lugar en la gobernanza estatal.

Jiao recordó que China tiene muchos menos casos y muertes por COVID-19 que los principales países desarrollados de Europa y América del Norte.

Desde temprana edad, Xi desarrolló vínculos estrechos con el pueblo. A los 15 años, se trasladó a la aldea Liangjiahe, en la provincia de Shaanxi, y pasó siete años allí trabajando y viviendo con campesinos en la meseta de Loess.

En la rueda de prensa posterior al XVIII Congreso Nacional del PCCh, Xi dijo: “La aspiración de la gente a una vida mejor es por lo que debemos luchar”.

Xi ha convertido la salud de la población en una preocupación fundamental. Poco después de ser elegido secretario general del Comité Central del PCCh en 2012, viajó a una clínica de aldea para conocer el nuevo sistema médico cooperativo rural.

En repetidas ocasiones ha subrayado que, sin una buena salud para todos, no habría una sociedad modestamente acomodada en todos los aspectos.

El 10 de febrero, cuando el número acumulado de casos confirmados de COVID-19 en Beijing llegaba a 342, Xi se puso la mascarilla y visitó una comunidad residencial, un hospital y un centro de prevención y control de enfermedades a nivel de distrito. El mandatario extendió la muñeca para que le tomaran la temperatura corporal al entrar en cada lugar.

Xi conversó con los residentes en una calle y les preguntó sobre el precio de las verduras.

“No estrechemos nuestras manos en este momento inusual”, refirió Xi. “Debemos tener confianza en que podemos vencer la epidemia”.

“Definitivamente podemos superarla”, respondieron los residentes.

Un mes después, Xi visitó una comunidad residencial en Wuhan, capital de la provincia central de Hubei. En aquel momento, los nuevos casos confirmados diarios en la parte continental de China se habían reducido a 24, pero la ciudad todavía tenía 14.514 pacientes del nuevo coronavirus. La tarea de contención seguía siendo ardua.

Caminando entre bloques de apartamentos, Xi miró hacia arriba y agitó su mano en dirección a los residentes bajo cuarentena que asomaban la cabeza por las ventanas y balcones para saludarlo.

“¡Mantengámosnos así! ¡Resistamos un poco más!”, dijo Xi.

Durante un simposio celebrado en Wuhan, el mandatario hizo una petición especial a los funcionarios para que suministraran a la población más peces vivos, una de las comidas favoritas de los residentes de la urbe.

Andrey Ostrovsky, subdirector del Instituto de Estudios del Lejano Oriente de la Academia de Ciencias de Rusia, aseguró que la inspección de Xi por Wuhan constituía un claro testimonio de que el Partido cumplía con su principio de priorizar la vida y la salud del pueblo por encima de todo.

Xi se ha preocupado profundamente por los profesionales sanitarios. Exigió llevar a cabo los máximos esfuerzos para reducir la pérdida de vidas e instruyó que los funcionarios debían aliviar el estrés de los trabajadores médicos satisfaciendo sus necesidades básicas y dándoles suficiente descanso y ánimo.

En el Hospital Huoshenshan, Xi habló por videoconferencia con médicos que portaban la indumentaria de protección. “No puedo ver todos sus rostros porque están vestido con los trajes de protección y las mascarillas. Pero en mi corazón, ustedes son las personas más queridas”, dijo.

Chen Jing, jefa de enfermería de la unidad de cuidados intensivos del hospital, refirió que le conmovió la visita de Xi y que se sintió más fuerte que nunca con el liderazgo y el firme apoyo de las personas a los trabajadores médicos.

En el Día Internacional de los Trabajadores, Xi escribió al personal de una empresa privada de servicios domésticos en el centro de China. Alabó a una amplia gama de trabajadores, desde profesionales sanitarios y repartidores de pedidos en línea hasta trabajadores que producían suministros contra la enfermedad. Sus arduos trabajos y contribuciones, apuntó Xi, han reunido una fuerza tremenda para prevalecer sobre la epidemia.

En el Día Internacional de la Enfermería, Xi aplaudió a los miembros de este sector que salvaron vidas a pesar de los peligros durante la lucha contra la COVID-19.

En el Día de los Trabajadores Médicos de China, Xi elogió nuevamente a los profesionales que lucharon tenazmente contra el virus en la primera línea.

Xi se ha preocupado por la seguridad de los ciudadanos chinos en ultramar y pidió a las embajadas, consulados, asociaciones chinas y sindicatos estudiantiles fuera del país que incrementaran el apoyo a estas personas. El Gobierno organizó vuelos para retornar a los estudiantes y otros ciudadanos chinos necesitados desde Irán, Italia, Reino Unido y otros países.

Los funcionarios, apuntó Xi, deben responder ante el pueblo. Aquellos que desobedezcan órdenes, prioricen sus propios intereses, dejen de asumir responsabilidades o mantengan conductas indeseables, serán castigados. En casos graves, los supervisores de los infractores también rendirán cuentas, aseguró.

El 4 de abril, bajo el liderazgo del presidente Xi, los 1.400 millones de habitantes de la nación guardaron tres minutos de silencio en memoria de las vidas perdidas a causa del nuevo coronavirus. Las “dos sesiones” de este año también se abrieron con un duelo por los fallecidos, demostrando una vez más el espíritu de poner al pueblo en primer lugar.

LUCHA GLOBAL

El virus no conoce fronteras. Desde un lujoso crucero atracado en Japón hasta una estación de esquí en los Alpes franceses, desde la antigua ciudad de Casablanca hasta el centro de Manhattan y la selva amazónica, la pandemia se ha extendido por todo el mundo.

Para el 6 de septiembre, los casos de COVID-19 reportados a la OMS habían superado los 26 millones en más de 210 países y regiones de todo el mundo, dejando cerca de 870.000 muertos.

Xi dijo que la seguridad de la salud pública es un desafío común para la humanidad, que requiere de esfuerzos conjuntos de todos los países.

Eso concuerda con el espíritu de construir una comunidad de futuro compartido para la humanidad, una visión propuesta por Xi en 2013. Durante los últimos siete años, el mandatario chino ha venido promoviendo esta visión en el escenario internacional, y en medio de la lucha mundial contra el virus, su importancia ha quedado clara para todos.

El 7 de enero, científicos chinos aislaron con éxito la primera cepa del nuevo coronavirus. El 12 del mismo mes, la OMS confirmó haber recibido desde China la secuencia completa del genoma del coronavirus.

Tedros Adhanom Ghebreyesus señaló que China identificó el patógeno en un tiempo récord y compartió la secuencia genética con la OMS y la comunidad internacional, ganando un tiempo invaluable para que otras regiones del mundo prepararan sus medidas de respuesta.

China también informó a Estados Unidos del brote a principios de enero. Un experto estadounidense en virus llegó a China a finales de enero para ayudar a combatir la epidemia.

Cuando China estaba soportando el embate más furioso de la COVID-19, los líderes de más de 170 países y 50 organizaciones internacionales y regionales manifestaron su apoyo, mientras un total de 77 países y 12 organizaciones internacionales brindaron la asistencia.

En la lucha contra el virus, China exhibió sinceridad y transparencia, como lo demuestra el hecho de que realizó conferencias de prensa todos los días, en ocasiones varias veces al día, desde el 26 de enero.

En plena epidemia, Xi se reunió con Tedros Adhanom Ghebreyesus; el primer ministro de Camboya, Samdech Techo Hun Sen; el presidente de Mongolia, Khaltmaa Battulga, y el presidente de Pakistán, Arif Alvi, en Beijing. Mediante enlace de video, el jefe del Estado se reunió con el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Xi envió cartas de respuesta a Tedros Adhanom Ghebreyesus y Bill Gates, e intercambió cartas con el presidente argentino, Alberto Fernández; el presidente peruano, Martín Vizcarra; el primer ministro camboyano, Samdech Techo Hun Sen, y el primer ministro mongol, Ukhnaa Khurelsukh.

Xi intercambió mensajes verbales con Kim Jong Un, presidente del Partido de los Trabajadores de Corea y presidente de la Comisión de Asuntos Estatales de la República Popular Democrática de Corea. Envió un mensaje verbal al presidente de Pakistán, Arif Alvi, e intercambió mensajes con Bounnhang Vorachith, secretario general del Comité Central del Partido Revolucionario Popular de Laos y presidente laosiano.

Xi también envió una carta de felicitación a la novena reunión ministerial del Foro de Cooperación China-Estados Árabes, urgiendo esfuerzos para avanzar en la cooperación en diversos campos, incluida la respuesta a la pandemia.

Desde el inicio del brote de COVID-19, Xi ha llevado a cabo una “diplomacia telefónica” sin precedentes, sosteniendo más de 60 conversaciones telefónicas con más de 50 líderes extranjeros.

Entre ellos se incluyen los de países occidentales, como el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, y el presidente de Francia, Emmanuel Macron; los de países de mercados emergentes: el presidente ruso, Vladimir Putin, y el presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa; y los de naciones en vías de desarrollo, como el primer ministro paquistaní, Imran Khan; el primer ministro etíope, Abiy Ahmed Ali, y el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel.

En las conversaciones, Xi señaló que esta emergencia de salud pública mundial ha planteado con claridad la urgente necesidad de construir una comunidad de futuro compartido para la humanidad. Solo trabajando juntos los países de todo el mundo podrán superar la pandemia, aseguró.

A medida que el virus continuaba propagándose, algunos países y regiones se vieron gravemente afectados. Xi envió mensajes a sus líderes para expresar su solidaridad.

“La unión hace la fuerza”. “Construir una comunidad de salud para todos”. Estos han sido sus mensajes al mundo.

En la Cumbre Extraordinaria de Líderes del G20, celebrada mediante enlace de video a finales de marzo, Xi pidió librar resueltamente una guerra global sin cuartel contra el brote de COVID-19, elaborar una respuesta colectiva para el control y el tratamiento a nivel internacional, apoyar a las organizaciones internacionales y mejorar la coordinación en política macroeconómica mundial a fin de prevenir una recesión.

Kuhn, el académico estadounidense, dijo que las propuestas de Xi, que permiten que la humanidad en su conjunto gane la batalla contra esta seria enfermedad infecciosa, dan sentido a la visión de una comunidad internacional de futuro compartido.

La COVID-19 se ha convertido en la emergencia de salud pública mundial más grave desde el final de la Segunda Guerra Mundial.

En mayo, en la ceremonia de apertura de la 73ª Asamblea Mundial de la Salud, también realizada a través de enlace de video, Xi manifestó su pesar por las muertes causadas por la neumonía COVID-19 en todo el mundo y expresó sus condolencias a las familias afectadas. El presidente chino anunció cinco medidas que tomaría el país para apoyar la lucha global contra el brote epidémico.

Xi aseguró que la vacuna china para la COVID-19 será un bien público global cuando esté disponible, contribuyendo a la accesibilidad y asequibilidad de la vacuna en los países en vías de desarrollo.

En junio, Xi presidió una cumbre extraordinaria China-África sobre la solidaridad contra la COVID-19 a través de un enlace de video, en la cual pidió adherirse al compromiso de luchar juntos contra la COVID-19, fortalecer la cooperación China-África, defender el multilateralismo y hacer avanzar la amistad China-África.

“Nos oponemos a la politización y la estigmatización de la COVID-19, y nos oponemos a la discriminación racial y los prejuicios ideológicos. Defendemos con firmeza la equidad y la justicia en el mundo”, enfatizó el líder chino.

El mundo no podrá contener el virus ni lograr la recuperación económica sin la solidaridad, la cooperación y el multilateralismo, afirmó Xi en un mensaje transmitido durante una videoconferencia de alto nivel sobre la cooperación internacional en el marco de la Iniciativa de la Franja y la Ruta.

El enfoque correcto para abordar las crisis mundiales y lograr el desarrollo a largo plazo consiste en una mayor conectividad, apertura e inclusión, y es allí donde la cooperación internacional de la Franja y la Ruta desempeñará un papel importante, añadió.

Al comienzo del brote, China ayudó a países como Estados Unidos y Japón a evacuar a sus ciudadanos de Wuhan. A medida que la pandemia se extendía, China donó fondos a la OMS por un valor de 50 millones de dólares y envió 33 equipos de expertos médicos a 31 países entre finales de febrero y finales de agosto.

El Gobierno chino ha enviado suministros médicos de primera necesidad a más de 150 países y organizaciones internacionales, y ha facilitado las adquisiciones extranjeras en su territorio. Las organizaciones no gubernamentales y las empresas también tendieron la mano para ayudar.

Hassan Ahmadian, profesor asistente de estudios del Medio Oriente y África Septentrional de la Universidad de Teherán, sostuvo que las donaciones de China y los intercambios de experiencias con los países afectados, incluido Irán, constituyen no solo un gesto humanitario sino también un comportamiento responsable por parte de un país importante.

China ha compartido documentos técnicos sobre protocolos de tratamiento y estrategias de contención con 180 países y más de 10 organizaciones internacionales y regionales. A partir de marzo, expertos chinos celebraron videoconferencias con colegas extranjeros casi todos los días. El uso pionero de hospitales provisionales por parte de China también ha sido adoptado alrededor del mundo, incluso en el emblemático Central Park de Nueva York.

Xi hizo cuatro llamadas telefónicas con Putin en igual número de meses. El presidente ruso señaló que, al brindar asistencia oportuna a otros países afectados por la COVID-19, China ha dado ejemplo a la comunidad internacional y ha respondido, de manera clara y contundente, a la provocación y la estigmatización de algunos países. Putin dijo también que Rusia se mantendrá firmemente al lado de China.

SUPERAR PRUEBAS Y TRIBULACIONES

Xi dijo que el rejuvenecimiento nacional no llegará fácilmente y grandes luchas se deberán enfrentar para cumplir con el gran sueño.

La epidemia planteó graves desafíos al país más grande en vías de desarrollo del mundo, pero también mostró la importancia de seguir su propio camino y de adherirse a la reforma y apertura.

Al inicio de la epidemia, los suministros médicos eran escasos y los eslabones débiles en la protección hospitalaria resultaron en infecciones entre los trabajadores de la salud. Las prácticas del burocratismo y “las formalidades por las formalidades” fueron expuestas a nivel local.

Mientras luchaba contra el coronavirus como la tarea más urgente, Xi fomentó la construcción institucional con un impacto a largo plazo.

El año pasado, la cuarta sesión plenaria del XIX Comité Central del PCCh adoptó una decisión sobre el desarrollo institucional. Xi indicó que China debe usar la fortaleza de sus instituciones para hacer frente a los riesgos y desafíos.

“La epidemia fue una gran prueba para el sistema y la capacidad de gobernanza de China”, sostuvo Xi sin rodeos. “Debemos extraer experiencias y aprender de nuestras lecciones”.

Indicó que las deficiencias expuestas reflejaron la necesidad de mejorar el sistema nacional de gestión de emergencias y aumentar la capacidad del país para manejar las tareas urgentes y desafiantes.

En febrero, Xi exigió esfuerzos para fortalecer la legislación de salud pública, reformar el sistema de prevención y control de enfermedades, y mejorar los servicios de salud pública al presidir una reunión del comité central para la profundización de la reforma integral.

Dos meses después, la reunión de adoptó documentos para asegurar la disposición de suministros de emergencia de salud pública, así como para supervisar los fondos del seguro médico.

Durante las “dos sesiones”, Xi subrayó la necesidad de fortalecer la red de protección de salud pública al participar en una deliberación con los legisladores de la provincia de Hubei.

Varias prioridades figuran en el foco de atención: reformar el sistema de prevención y control de enfermedades; impulsar las capacidades de respuestas a emergencias y alerta temprana y del control epidémico; avanzar en el sistema de tratamiento de las grandes epidemias; mejorar las leyes y reglamentos de emergencia de salud pública; y realizar campañas patrióticas de salud pública.

La pandemia de COVID-19 está golpeando con dureza a la economía mundial. Más de cuatro de cada cinco personas de la fuerza laboral mundial de 3.300 millones de personas se han visto afectadas por cierres completos o parciales de los lugares de trabajo, según un informe de la Organización Internacional del Trabajo, dado a conocer a principios de abril.

En un simposio sobre el trabajo económico y social, Xi indicó que la pandemia acelerará los profundos cambios que el mundo está experimentando, que no se han visto en un siglo.

La economía china se contrajo un 6,8 por ciento en el primer trimestre. El día en que se publicaron las estadísticas, Xi presidió una reunión de liderazgo en la que señaló que el primer trimestre de 2020 fue “extremadamente inusual”. El repentino brote de COVID-19 tuvo un impacto sin precedentes en el desarrollo socioeconómico de China.

En cuanto al manejo del impacto en la economía, el presidente chino afirmó: “Debemos mantener la confianza y no asustarnos por los problemas y dificultades”.

“He reiterado en varias ocasiones que China es un país grande con una fuerte capacidad de resiliencia, un inmenso potencial y una amplia flexibilidad en el desarrollo”, agregó.

Xi dijo en las “dos sesiones” que China no ha establecido ningún objetivo específico para el crecimiento económico de este año, ya que el repentino brote de COVID-19 ha creado desafíos para culminar con las tareas en este último año del período del XIII Plan Quinquenal.

Destacó la importancia de mantener un desempeño económico estable y sólido a largo plazo, y propuso una serie de medidas estratégicas, entre ellas la formación de un nuevo patrón de desarrollo en el que los mercados local y extranjero se impulsen entre sí, siendo el mercado local el pilar.

Desde principios de febrero, Xi ha estado dando instrucciones para estabilizar la economía.

Entre marzo y agosto, el mandatario visitó poblados, familias rurales y empresas en varias visitas de inspección para coordinar el control regular de la epidemia con el desarrollo económico y social.

En la provincia de Zhejiang, Xi conversó con los trabajadores junto a una línea de ensamblaje y les preguntó si su regreso al trabajo se había realizado sin problemas, especialmente si habían recibido sus sueldos. Exigió que los precios de los productos de primera necesidad y los ingresos de los agricultores se mantuvieran estables.

En la provincia de Shaanxi, el mandatario alentó a las empresas a superar el impacto negativo de COVID-19 y expandir los mercados de manera activa. En la aldea de Jinmi, Xi elogió a la industria local de hongos negros. Esta noticia se difundió rápidamente en línea, lo que trajo como resultado que 20 millones de personas visitaron sitios de comercio electrónico, donde compraron más de 20 toneladas de hongos negros.

En la provincia de Shanxi, Xi pidió a las empresas que trabajaran con las precauciones de seguridad adecuadas para recuperar el tiempo perdido en la producción.

En la región autónoma de la etnia hui de Ningxia, dijo que ningún grupo étnico minoritario debería quedarse atrás en la construcción de una sociedad modestamente acomodada en todos los aspectos. También pidió esfuerzos para mantener las medidas de control epidémico mientras se aceleraba el regreso a la normalidad de la vida diaria del pueblo.

En la provincia de Jilin, Xi mostró un especial interés por el empleo de los graduados universitarios y trabajadores migrantes y ordenó a los comités del Partido y a los gobiernos de todos los niveles que crearan vigorosamente condiciones favorables para que los graduados universitarios encontraran trabajo.

La economía china recuperó el crecimiento en el segundo trimestre de 2020, expandiéndose un 3,2 por ciento interanual. Los principales indicadores volvieron a incrementar, el desempeño económico seguía mejorando y las expectativas del mercado fueron positivas en general.

La inversión extranjera directa en la parte continental de China, en uso real, también creció un 8,4 por ciento interanual en el segundo trimestre, lo que indica la creciente confianza de los inversores extranjeros en el mercado chino.

A mediados de abril, más del 99 por ciento de las principales empresas industriales de China habían reabierto, incluidos las empresas extranjeras y sus proveedores locales tales como Apple, Tesla y Volkswagen.

En julio, en una carta de respuesta a los representantes de los miembros del Consejo Global de Jefes Ejecutivos, Xi expresó que los jefes ejecutivos habían tomado la decisión correcta de permanecer arraigados en China.

Seis días después, cuando asistió a un simposio con empresarios, Xi dijo: “Debemos fortalecer la confianza, sobreponernos a los desafíos, trabajar duro con el objetivo de recuperar la pérdida causada por COVID-19 y luchar por un buen desarrollo económico para todo el año. ”

La primavera y el verano de 2020 representan un capítulo inusual en el viaje de la nación china hacia la revitalización.

Bajo el liderazgo de Xi, el pueblo chino está unido para contener el brote de COVID-19. Con las medidas efectivas para el control de la epidemia, China ha garantizado una buena cosecha de cereales en verano, ha superado las inundaciones y ha logrado un sólido progreso en la eliminación de la pobreza. Mientras tanto, China, como un país importante y responsable, está avanzando activamente en la cooperación mundial contra la pandemia. Durante este proceso, el sistema socialista de China ha demostrado sus fortalezas.

En este año extraordinario, Xi asumió una gran responsabilidad, cumplió con firmeza su compromiso con la gente y trabajó arduamente para erradicar la pobreza y alcanzar una sociedad modestamente acomodada en todos los aspectos.

“La nación china ha experimentado muchas dificultades en su historia, pero nunca se ha visto abrumada. En cambio, ha crecido cada vez más fuerte a través de las pruebas y tribulaciones”, dijo Xi.

(Fuente: http://spanish.xinhuanet.com/2020-09/08/c_139352808.htm)

]]>
China lanza iniciativa global de seguridad de datos https://politica-china.org/areas/sociedad/china-lanza-iniciativa-global-de-seguridad-de-datos?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=china-lanza-iniciativa-global-de-seguridad-de-datos Wed, 09 Sep 2020 10:54:11 +0000 https://politica-china.org/?p=26811 China lanzará una iniciativa global de seguridad de datos que pueda servir como estándar en el tema, señaló el consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, en el seminario internacional “Aprovechamiento de oportunidades digitales para la cooperación y el desarrollo”, el martes en Beijing.

En su discurso de apertura, Wang indicó que China no ha solicitado a las empresas chinas, ni lo hará, la transferencia de datos en el extranjero en violación de las leyes de otros países.

El proyecto surge en momentos en que los expertos consideran que los crecientes riesgos en seguridad de los datos han puesto en juego la seguridad nacional, los intereses públicos y los derechos personales, y plantean nuevos desafíos para la gobernanza digital mundial.

Wang apuntó que la iniciativa china incluye 8 propuestas. China sugiere que los estados manejen el tema de una manera integral, objetiva y basada en evidencia, así también se opone al TIC (tecnología de la información y las comunicaciones) que utilizan datos para realizar actividades que socavan la seguridad y los intereses nacionales de otros estados.

China también pidió a las naciones que se opongan a la vigilancia masiva contra sus pares y que no soliciten a las firmas nacionales almacenar datos generados y obtenidos en el exterior en su propio territorio.

Los estados deben respetar la soberanía, la jurisdicción y la gobernanza de los datos de otros países, y cualquier acuerdo bilateral de acceso no debe infringir la soberanía judicial y la seguridad de datos de un tercer estado, aclaró Wang.

Los proveedores de TIC no deben instalar puertas traseras en sus productos y servicios para obtener ilegalmente datos de los usuarios, controlar o manipular los sistemas y dispositivos de los mismos, asimismo las empresas TIC no deben buscar intereses ilegítimos aprovechando la dependencia del usuario de sus productos, ni obligarlos a actualizar sus sistemas y dispositivos, añadió.

El portavoz de la Cancillería china, Zhao Lijian, sostuvo en la conferencia de prensa del martes que la iniciativa tiene como fin salvaguardar los datos globales y la seguridad de la cadena de suministro, promover el desarrollo de la economía digital y proporcionar un plan para la formulación de reglas internacionales. Además, constituye también el compromiso de China de velar por la seguridad de los datos a nivel mundial.

Zhao acotó que China pide a todos los gobiernos y empresas apoyar su propuesta y asumir en conjunto la responsabilidad global en la era digital.

Si todos los países, especialmente aquellos que deliberadamente difaman a China y la acusan sin base, pueden comprometerse, esto ayudará a mejorar la confianza mutua y la cooperación en seguridad de datos entre países, dijo.

Según estadísticas, la cantidad de usuarios de internet móvil ha llegado a los 3500 millones en el mundo y la economía digital representa más del 15 % del PIB mundial, mientras que las leyes y regulaciones sobre datos difieren en cada país.

Qin An, director del Instituto de Estrategia Ciberespacial de China con sede en Beijing, declaró el martes que el proyecto chino es de enfoque propio hacia una respuesta global a los problemas de seguridad cibernética.

Se trata de una implementación detallada del compromiso de China en la Segunda Conferencia Mundial de Internet en 2015 de “trabajar con otros países para profundizar la cooperación internacional, defender la ciberseguridad y construir un ciberespacio de paz, seguridad, apertura y cooperación”, añadió Qin.

La iniciativa se adhiere al concepto de paz de China, luego de que esta propusiera los Cinco Principios de Coexistencia Pacífica en la Conferencia de Bandung en 1955 y el mantenimiento de la paz y la seguridad en la Segunda Conferencia Mundial de Internet, precisó.

El seminario del martes contó con la participación de funcionarios chinos y extranjeros, así como de grupos de expertos y representantes de empresas, con debates a puerta cerrada sobre el desarrollo económico digital, seguridad de datos y gobernanza digital global. También se esperan sugerencias acerca del plan.

Wang afirmó que el multilateralismo es el principio rector para que la comunidad internacional aborde de manera efectiva los riesgos y desafíos de la seguridad de datos.

“Es importante establecer un conjunto de reglas internacionales sobre seguridad de datos”, aseveró, y agregó, sin dar un nombre explícito, que “cierto país sigue haciendo acusaciones infundadas contra otros en nombre de una red ‘limpia’ y utiliza la seguridad como pretexto para aprovecharse de las empresas de otros países con una ventaja competitiva. Tales actos flagrantes de intimidación deben ser rechazados”.

La administración del presidente, Donald Trump, ha buscado bloquear a las firmas tecnológicas chinas como Huawei, citando razones de seguridad nacional. A principios de agosto, la Casa Blanca lanzó la campaña “Red limpia” que tiene como objetivo erradicar las aplicaciones chinas y otros productos tecnológicos de la red estadounidense.

Estados Unidos es el ladrón que grita “Atrapa al ladrón” cuando se trata de ciberseguridad, destacó Qin.

Sus imputaciones contra Huawei y otras compañías tecnológicas chinas no están respaldadas por pruebas, y es Estados Unidos quien ha estado llevando a cabo una vigilancia masiva contra empresas chinas, dijo.

Li Haidong, profesor del Instituto de Relaciones Internacionales de la Universidad de Asuntos Exteriores de China, manifestó el martes que la propuesta china no debe interpretarse como dirigida específicamente a Estados Unidos.

“La seguridad de los datos es un tema global, primordial para el desarrollo futuro del mundo. China, como potencia responsable, presenta una iniciativa que apunta a maximizar los intereses de todos los países. Depende de otros tomar sus decisiones “, enfatizó.

Philip Mai, investigador principal y director de Negocios y Comunicaciones en Social Media Lab, en la Universidad de Ryerson, escribió en The Conversation que el plan estadounidense “Red limpia” equivale a la construcción de un nuevo “Muro de Berlín digital”.

 

Fuente: http://spanish.china.org.cn/txt/2020-09/09/content_76686025.htm

]]>