Decisión de legislatura china es un hito en desarrollo democrático de HK

In Autonomías, Noticias by PSTBS12378sxedeOPCH

La decisión adoptada por la legislatura de China sobre la reforma electoral de Hong Kong constituye un hito en el desarrollo democrático de la Región Administrativa Especial (RAEHK) y su puesta en marcha no enfrentará ningún contratiempo.


La decisión adoptada por la legislatura de China sobre la reforma electoral de Hong Kong constituye un hito en el desarrollo democrático de la Región Administrativa Especial (RAEHK) y su puesta en marcha no enfrentará ningún contratiempo.

La decisión concede el sufragio universal en la selección del jefe ejecutivo de la RAEHK con base en la nominación de un comité “ampliamente representativo”.

La decisión acata la Constitución y la Ley Básica de Hong Kong. Responde a las principales opiniones en la sociedad de Hong Kong y cumple las realidades y deseos comunes del público de la región.

Una vez que el consejo legislativo de Hong Kong apruebe métodos específicos para el sufragio universal, que sean aprobados finalmente por el Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional (APN), más de cinco millones de electores en Hong Kong por primera vez disfrutarán del derecho a elegir directamente a su jefe ejecutivo.

La medida es un drástico contraste con respecto a los 156 años pasados, cuando los hongkoneses no disfrutaron de ninguna democracia bajo el régimen británico. Fue hasta después del retorno de Hong Kong a China en 1997 y bajo la política de “Un País, Dos Sistemas” que la región logró la prosperidad, estabilidad y democracia.

Bajo la “jurisdicción integral” del gobierno central, Hong Kong disfruta de un alto grado de autonomía.

La puesta en marcha del sufragio universal para la selección del jefe ejecutivo representa un cambio significativo en la estructura política de Hong Kong.

La decisión de la APN mostró que las autoridades centrales son sinceras y responsables sobre la salvaguardia de los intereses de largo plazo de la región.

Como están en juego la prosperidad y estabilidad de Hong Kong, así como la soberanía, seguridad e intereses de desarrollo del país, es necesario avanzar en una forma prudente y estable.

Sin embargo, a pesar de los esfuerzos del gobierno, algunos grupos políticos e individuos no respetan la jurisdicción de China sobre Hong Kong bajo el argumento de los “estándares internacionales” y demandan un referéndum y la nominación pública de candidatos.

Incluso han pedido a los residentes que protesten para presionar a las autoridades centrales a que acepten sus opiniones.

Algunos grupos incluso se coludieron con fuerzas externas en un intento por interferir en la administración de la región, tratando de conducir a Hong Kong por un camino que se desvíe de la ruta de “Un País, Dos Sistemas”.

Ese comportamiento conlleva un grave daño para la estabilidad y desarrollo económico de Hong Kong.

Como ya se tomó la decisión, el gobierno central no hará concesiones sobre asuntos clave que tengan que ver con el futuro de Hong Kong y con la soberanía y seguridad nacionales.

Si hubiera un retroceso en el logro de la meta del sufragio universal como está previsto, los organizadores de esas acciones deben asumir toda la responsabilidad de bloquear el desarrollo democrático.

China tiene una “jurisdicción integral” sobre la RAEHK y siempre estará involucrada en los asuntos de la región.

El gobierno central apoyará firmemente al gobierno actual de la RAEHK para que cumpla sus deberes de administrar la región y llevar a cabo la próxima ronda de consultas, con el fin de que pueda avalarse en el consejo legislativo con una mayoría de dos terceras partes el método específico de sufragio universal.

También se espera que los residentes de Hong Kong se unan en el logro de la meta de sufragio universal para elegir al jefe ejecutivo que ame al país y ame a Hong Kong.