China debe tener mayor papel en gobernación global, dice jefe de FEM

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

DALIAN, China, 8 sep (Xinhua) -- Las instituciones globales deben representar mejor a las economías emergentes del mundo, sobre todo a China, para reflejar las cambiantes realidades geopolíticas, declaró hoy Klaus Schwab, fundador y presidente ejecutivo del Foro Económico Mundial (FEM), antes de su reunión anual de verano que tendrá lugar en China.


DALIAN, China, 8 sep (Xinhua) — Las instituciones globales deben representar mejor a las economías emergentes del mundo, sobre todo a China, para reflejar las cambiantes realidades geopolíticas, declaró hoy Klaus Schwab, fundador y presidente ejecutivo del Foro Económico Mundial (FEM), antes de su reunión anual de verano que tendrá lugar en China.

El robusto crecimiento económico de países como China y la India es señal de que Asia es una vez más el centro económico del mundo, sin embargo, eso no se refleja adecuadamente en la gobernación internacional, opinó Schwab.

China ha buscado tener una mayor influencia en instituciones globales de acuerdo con su mayor fuerza económica. El país ha encabezado la creación del Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (BAII), una alternativa para el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial, en el que tanto países en desarrollo como desarrollados están contemplados como miembros fundadores.

“Estoy muy feliz de que China tome la iniciativa en el desarrollo de infraestructura no solamente en China, sino a través de la cooperación regional”, comentó Schwab.

 Más que competir con el FMI y con el Banco Mundial, el BAII complementará a las instituciones existentes para financiar el déficit de inversión en infraestructura de un billón de dólares, gran parte de él en Asia.

La participación de China tiene lugar en momentos en los que el crecimiento en la segunda mayor economía del mundo se ha moderado por la debilidad en las inversiones y el comercio. El crecimiento económico se desaceleró a 7 por ciento durante el primer semestre de este año debido a que los motores tradicionales como bienes raíces, las industrias pesadas y las exportaciones perdieron empuje.

Sin embargo, Schwab dijo que la desaceleración es “necesaria para transformar la economía, de una orientada a la producción y a la exportación, a un modelo más bien impulsado por el consumo y basado en la innovación”

“El crecimiento futuro surgirá no tanto de fuentes tradicionales como la manufactura… China tiene que orientar su economía hacia la innovación y la creatividad”, dijo Schwab.

El vasto sector manufacturero de China se ha encasillado con la capacidad excesiva, mientras la demanda interna y global de sus productos industriales se ha debilitado en medio de la desaceleración económica.

 Las autoridades anunciaron este año sus planes para promover las industrias de tecnología intensiva para ayudar a China a recuperar su ventaja competitiva en manufactura. Además, el incipiente sector de internet de China ha multiplicado una legión de innovadoras firmas desde Alibaba y Tencent hasta la nueva empresa de servicio de taxis Didi Kuaidi, las cuales ayudan a que la economía se adapte a sus nuevos consumidores.

Esas compañías, y sus equivalentes occidentales como Uber y Airbnb, han llegado con lo que Schwab llama “una nueva aproximación a viejos modelos de negocios” y han generado innovación “no sólo a un producto, sino a todo el sistema”.

La competitividad de la economía china en esta nueva era de tecnologías que ocasionan revuelo, dijo, surgirá de la agilidad y la velocidad con la que los negocios adopten nuevas tecnologías.

“He visto a China enfrentar muchas veces lo que parecen problemas insalvables”, mencionó Schwab, “y lo que siempre me impresiona es la visión que hay detrás de las políticas económicas de China, que permite que el país supere esos desafíos”.