China reafirma orden de posguerra antes de aniversario de Conferencia de Bandung

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 13 abr (Xinhua) -- El primer ministro chino Li Keqiang pidió hoy a los países asiáticos y africanos mantener el "espíritu de Bandung" y salvaguardar el orden internacional de posguerra antes del 60º aniversario de la Conferencia de Bandung.


BEIJING, 13 abr (Xinhua) — El primer ministro chino Li Keqiang pidió hoy a los países asiáticos y africanos mantener el “espíritu de Bandung” y salvaguardar el orden internacional de posguerra antes del 60º aniversario de la Conferencia de Bandung.

“Bajo las nuevas circunstancias, los países asiáticos y africanos deben conducir el orden político internacional hacia una dirección más justa y más racional y salvaguardar el orden internacional de posguerra con Naciones Unidas en el centro”, dijo Li en la ceremonia de inauguración de la 54º Sesión Anual de la Organización Consultiva Legal Asia-Africa (Oclaa) realizada en Beijing.

La Oclaa, establecida en 1956, es una organización gubernamental enfocada en los intercambios y la cooperación dentro del derecho internacional.

Este año se celebra el 60º aniversario de la Conferencia de Bandung, la cual dejó una riqueza espiritual de solidaridad, amistad y cooperación a los países asiáticos y africanos, dijo Li.

En 1955, representantes de 29 países asiáticos y africanos se reunieron en Bandung, Indonesia, para discutir la independencia, la paz y la prosperidad económica.

La conferencia adoptó un comunicado final que contiene diez principios que resaltan el respeto a la soberanía e integridad territorial de todas las naciones y el reconocimiento de la igualdad entre todas las razas y todos los países.

 

Llamados los “Diez Principios de Bandung”, redefinieron las relaciones internacionales y formaron la base del Movimiento de los No Alineados (MNA).

De acuerdo con Li, el presidente chino Xi Jinping asistirá a los eventos conmemorativos en Indonesia.

Hasta ahora, 46 países asiáticos y 54 países africanos se han vuelto miembros de Naciones Unidas, lo que representa más de la mitad de todos los integrantes de la ONU, señaló Li, quien resaltó que la voz y las opiniones de las naciones asiáticas y africanas deben ser respetadas por el mundo.

Durante los últimos 60 años, los países asiáticos y africanos se han convertido en una importante fuerza conductora del crecimiento económico y han participado activamente en la construcción del Estado de derecho y el orden internacional, dijo Li.

Además de pedir una economía mundial ordenada y abierta, Li dijo que China está dispuesta a cooperar con los países interesados a través de sus iniciativas del Cinturón y la Ruta para lograr el desarrollo común.

El primer ministro también propuso negociaciones pacíficas como solución a los conflictos regionales y los asuntos históricos para así salvaguardar la paz y estabilidad a nivel regional e internacional.

 

Ante los desafíos mundiales como el cambio climático, el terrorismo, la seguridad cibernética, los brotes de grandes epidemias y los desastres naturales, Li pidió la coordinación y apoyo mutuo entre los países asiáticos y africanos.

Para profundizar los intercambios y la cooperación entre China y los otros países asiáticos y africanos, China financiará un programa de investigación sobre el derecho internacional para apoyar el desarrollo de la Oclaa, señaló Li.

Dos de los principales legados de la Conferencia de Bandung son sus aportaciones al multilateralismo y la importancia de los principios como trampolines para relaciones internacionales eficaces, dijo el subsecretario de Naciones Unidas para Asuntos Legales y Asesoría Legal, Miguel de Serpa Soares.

El comunicado final pide la pertenencia universal en Naciones Unidas, así como una representación eficaz de los Estados en Asia y Africa.

La Conferencia de Bandung también condujo al establecimiento de la Oclaa, la cual ha fungido como un lugar constructivo e importante para la consulta mutua y el intercambio entre los países y la ONU sobre asuntos de interés compartido.

“La sesión consultiva actual es sólo un ejemplo de esta larga cooperación fructífera”, indicó el primer ministro chino.

 En el contexto actual de las relaciones internacionales, la cooperación entre los países asiáticos y africanos sigue siendo crítica y se ha vuelto más importante que nunca, dijo el embajador egipcio ante China, Magdy Amer.

Es imperativo reflexionar en la mejor forma de aprovechar los significados prácticos y normativos de los Principios de Bandung en el contexto mundial actual, añadió el embajador egipcio.

China está adquiriendo un creciente reconocimiento mundial por sus esfuerzos para dirigir a los países en desarrollo en la adopción de respuestas colectivas para los desafíos emergentes, señaló Amer, quien resaltó que las iniciativas del Cinturón y la Ruta y el nuevo Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (BAII) son buenos ejemplos de esto.

En la sesión anual de la Oclaa, la cual se realiza del 13 al 17 de abril en Beijing, participan delegados de los miembros de la Oclaa y organizaciones internacionales.

Están programadas una reunión especial para conmemorar el 60º aniversario de la Conferencia de Bandung y un seminario internacional sobre la Carta de la ONU y el orden internacional de posguerra al margen de la sesión de la Oclaa.