Presidente chino elogia contribuciones de China y Rusia para victoria en II Guerra Mundial

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

MOSCU, 7 may (Xinhua) -- El presidente de China, Xi Jinping, elogió hoy los sacrificios y las contribuciones que China y Rusia hicieron durante la Segunda Guerra Mundial (IIGM) y su apoyo mutuo en tiempos de guerra y exhortó a todas las naciones a que adopten una cooperación de ganar-ganar como una orientación política básica para abordar los asuntos internacionales.


MOSCU, 7 may (Xinhua) — El presidente de China, Xi Jinping, elogió hoy los sacrificios y las contribuciones que China y Rusia hicieron durante la Segunda Guerra Mundial (IIGM) y su apoyo mutuo en tiempos de guerra y exhortó a todas las naciones a que adopten una cooperación de ganar-ganar como una orientación política básica para abordar los asuntos internacionales.

Xi, quien acaba de llegar a Kazajistán para una visita de Estado, viajará posteriormente a Moscú para asistir al Desfile de la Victoria que conmemorará el 70° aniversario del fin de la Gran Guerra Patriota, como llama Rusia a la Segunda Guerra Mundial, y para conversar con su homólogo ruso, Vladimir Putin, con el objetivo de fortalecer sus relaciones bilaterales.

CONTRIBUCIONES DE CHINA Y RUSIA A LA IIGM

“Al hacer una revisión de la historia, las guerras de invasión empezaron con el fascismo y el militarismo que generaron desastres y catástrofes sin precedente en países de Asia y Europa, incluidas China y Rusia y muchos países en otras regiones, así como a sus pueblos”, dijo Xi en un artículo firmado publicado por el periódico estatal ruso “Gaceta Rusa”.

Xi elogio los esfuerzos realizados hace décadas por los pueblos de más de 50 países, entre ellos China y Rusia, y de toda la gente amante de la paz para formar un Frente Unido Antifascista y Antimilitarista Universal.

Combatieron juntos y derrotaron a los bárbaros invasores en batallas de vida o muerte entre la justicia y el mal, la luz y la oscuridad, la libertad y la esclavitud, dijo Xi.

Alrededor de 27 millones de rusos y sus minorías hermanas, mencionó Xi, sacrificaron sus vidas por la victoria de la Gran Guerra Patriota porque Rusia fue el principal campo de batalla de Europa en la IIGM.

En marzo de 2013, Xi depositó una guirnalda en la Tumba del Soldado Desconocido en la Plaza Roja, en el centro de Moscú durante su primera visita de Estado a Rusia.

“A pesar de que sus nombres no se conocen, sus contribuciones y glorias serán recordados por siempre”, declaró entonces Xi.

Como el principal campo de batalla de Asia en la Guerra Antifascista, China hizo muchos grandes sacrificios, al igual que Rusia.

En la Guerra de Resistencia del Pueblo Chino Contra la Agresión Japonesa, que empezó a principios de 1937, los chinos derrotaron a los invasores después de ocho años de férrea y ardua lucha, abatieron la fortaleza militar de Japón y le impidieron desviar sus recursos y por lo tanto ampliar la guerra a otras regiones.

La nación china, donde 35 millones de personas perdieron la vida o resultaron heridas antes de lograr la victoria en la guerra contra la invasión japonesa, hizo enormes contribuciones para la victoria de la Guerra Mundial Antifascista, lo cual, igual que para el caso de Rusia, será por siempre recordado en la historia, expresó Xi.

APOYO MUTUO EN TIEMPOS DE GUERRA

Los pueblos chino y ruso se apoyaron y pelearon uno a lado del otro y forjaron una amistad con sangre y vidas en la guerra contra el fascismo y el militarismo, dijo el líder chino.

En el momento de la Gran Guerra Patriota, muchos chinos, desafiando a la muerte, se dedicaron a ayudar al aliado vecino de China.

Por ejemplo, Mao Anying, hijo del fallecido líder Mao Zedong, fue oficial de artillería del Primer Frente Bielorruso en el Ejército Rojo de la Unión Soviética. Ayudó a combatir a la Alemania Nazi y a capturar Berlín, mientras que el piloto chino Tang Duo participó en la Fuerza Aérea Soviética y logró grandes hazañas en el combate aéreo contra tropas fascistas (Continúa)

Durante los tiempos de guerra, el Orfanato Internacional Ivanovo, un internado para los hijos de los revolucionarios de todo el mundo localizada a 250 kilómetros al noreste de Moscú, albergó a muchos de los hijos de los mártires chinos.

A pesar de su corta edad, esos niños se ofrecieron voluntariamente para cavar trincheras, fabricar ropa, preparar alimentos y otros suministros. Algunos donaron sangre mensualmente para los soldados en el frente.

Durante la Guerra de Resistencia del Pueblo Chino Contra la Agresión Japonesa, la Unión Soviética ofreció un valioso apoyo político y humanitario a China, así como cantidades enormes de suministros y equipo para el pueblo chino, indicó Xi.

Para ayudar a combatir a los invasores japoneses, más de 2.000 pilotos soviéticos de escuadrones voluntarios vinieron y defendieron el espacio aéreo de China, y el Ejército Rojo Soviético peleó hombro con hombro con las tropas chinas en el noreste de China en la etapa final de la guerra.

El pueblo chino recordará siempre a esos soldados rusos y a la gente que murió apoyando la independencia y la liberación de la nación china, aseguró el presidente chino.

RECUERDEN LA HISTORIA, PERSIGAN LA COOPERACION DE GANAR-GANAR

“Si perdemos la memoria de nuestro pasado, nuestra mente y alma se perderán en la oscuridad”, señaló el historiador ruso Vasily Klyuchevsky, citado por Xi.

Este año, China y Rusia sostendrán una serie de celebraciones para demostrar su decisión de salvaguardar la victoria de la II Guerra Mundial y la justicia internacional, al mismo tiempo que piden a la gente de todo el mundo que valore la paz ganada con tantas dificultades.

“Olvidar el pasado significa traicionar”, dijo Xi. “Los dos pueblos de China y Rusia se mantendrán juntos con todas las naciones y pueblos amantes de la paz y se mantendrán firmes contra cualquier intento o acción para negar, distorsionar o manipular la historia de la II Guerra Mundial”.

Las lecciones amargas dejadas por la II Guerra Mundial, señaló Xi, enseñan que la Ley de la Selva, aprovecharse del débil o las políticas belicosas y hegemónicas, o las ideas de ganarlo todo o de suma cero no beneficiarán la coexistencia, la paz y el desarrollo de toda la humanidad.

“Paz y no guerra, cooperación y no confrontación, y ganar-ganar y no suma cero es lo que impulsa la paz, el progreso y el desarrollo de la sociedad humana”, indicó Xi.

El presidente Xi pidió a todas la naciones que adopten la cooperación de ganar-ganar como una orientación política básica para abordar los problemas internacionales.

“Somos fuertes si estamos unidos, pero débiles si nos mantenemos aislados”, declaró Xi, quien añadió que las condiciones en la actualidad son más favorables que nunca para lograr la paz y el desarrollo.

Al pedir esfuerzos para construir un nuevo tipo de relaciones internacionales con una cooperación de ganar-ganar como punto central, Xi urgió a todas las naciones a combinar sus intereses con los de los otros y a ampliar la convergencia de los intereses comunes. Asimismo, Xi dijo que todas las naciones deben abrazar los nuevos conceptos y unir las manos para trabajar en el creciente número de desafíos globales.

“Hace décadas, las naciones china y rusa compartieron el bienestar y la desdicha y forjaron una amistad de guerra inquebrantable con sangre nueva”, declaró Xi. “En la actualidad, los dos pueblos avanzarán de manera conjunta, protegerán la paz y promoverán el desarrollo y seguirán contribuyendo a mantener la paz global y el progreso común de la humanidad”, afirmó.