Resultados de conversaciones climáticas de ONU aceptables pero no satisfactorios, según jefe de delegación china

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

Los resultados de las conversaciones de la ONU sobre el clima en Varsovia, Polonia, que tenían como objetivo preparar el camino hacia un nuevo pacto climático global que deberá ser acordado en 2015, no son satisfactorios pero sí aceptables, indicó el sábado el jefe de la delegación china para las conversaciones, Xie Zhenhua.


Los resultados de las conversaciones de la ONU sobre el clima en Varsovia, Polonia, que tenían como objetivo preparar el camino hacia un nuevo pacto climático global que deberá ser acordado en 2015, no son satisfactorios pero sí aceptables, indicó el sábado el jefe de la delegación china para las conversaciones, Xie Zhenhua.

“Hay muchos asuntos con los que no estamos satisfechos, pero podemos aceptarlos”, dijo a Xinhua el alto cargo chino en una entrevista.

Xie, también subdirector de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma de China, realizó las declaraciones al término de las negociaciones climáticas de la ONU, de casi dos semanas de duración.

Los representantes de más de 190 países y regiones alcanzaron un consenso de que todos los países deben prepararse para hacer “contribuciones determinadas a escala nacional” para ayudar a reducir las emisiones de carbono.

En tanto, los países desarrollados deben movilizar la asistencia financiera desde canales gubernamentales “a niveles crecientes” para el periodo entre 2013 y 2019, desde los 10.000 millones de dólares pagados anualmente entre 2010 y 2012.

Los negociadores también acordaron crear un mecanismo para ayudar a las naciones vulnerables a abordar las pérdidas y daños causados por el calentamiento global.

Xie dijo que las negociaciones de Varsovia han sentado “una base muy buena” para las conversaciones de Lima, programadas a celebrarse el próximo año en la capital peruana, y para la conferencia de cambio climático de París en 2015.

Con miras a hacer que esta reunión haya sido un éxito y el mecanismo multilateral se vuelva efectivo, China ha “mostrado la mayor flexibilidad y ha realizado concesiones en algunos asuntos”, indicó.

“En términos generales, los tres importantes asuntos de la reunión han sido resueltos, pero en realidad, todavía no”, comentó Xie.

Durante las conversaciones de Varsovia, una de las principales exigencias de los países en vías de desarrollo era que los países desarrollados deberían prometer, con cifras concretas, su financiación para el Fondo Verde del Clima durante el periodo entre 2013 y 2019.

“(los países desarrollados) Se limitaron a tomar una decisión para acordar continuar con el pago del fondo en el referido periodo, pero no mencionaron cuándo, de qué manera y qué cantidad van a pagar”, dijo Xie.

“Al final, lo que han hecho es solamente pintar un pastel. En este sentido, los países en vías de desarrollo están muy decepcionados”, agregó.

Durante las conversaciones, dijo Xie, los países desarrollados reconocieron que se deben abordar las cosas como la indemnización y acordaron llevar a cabo negociaciones sobre este tema.

Sin embargo, no especificaron compromisos sobre cuándo y cómo establecer tal mecanismo de compensación, dijo.

En cuanto a aclarar las responsabilidad de reducir las emisiones de carbono, todas las partes acordaron hacer “contribuciones”, en vez de la retórica usada anteriormente de “compromisos”, a la causa de la lucha contra el cambio climático.

“Contribuciones” es una palabra neutral, que puede ser interpretada como “compromisos” hechos por los países desarrollados o “acciones” emprendidas por las naciones en vías de desarrollo, explicó Xie.

Se espera que los países desarrollados y en vías de desarrollo negocien el próximo año cómo interpretar el término de “contribuciones”, dijo el jefe de la delegación china.

Sobre las afirmaciones realizadas por algunos países desarrollados de que las emisiones de gases de efecto invernadero de China igualarían en 2015 al total de las de Estados Unidos y la Unión Europea, Xie opinó que dicha comparación es injusta.

“Las emisiones de China son diferentes de las suyas, porque las nuestras se producen en el proceso de industrialización, mientras que ustedes ya están en la era posterior a la industrialización”, recalcó.

Los países desarrollados empezaron a reducir sus emisiones de carbono sólo cuando las emisiones per cápita ya llegaron a 22 toneladas métricas. Sin embargo, China lo ha hecho cuando la cifra se sitúa en seis toneladas métricas, dijo Xie.