Encuesta revela que alfabetización científica en China lleva 20 años de retraso respecto a países desarrollados

In Noticias, Sociedad by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 25 nov (Xinhua) -- Sólo el 3,27 por ciento de los chinos tienen conocimientos científicos básicos, lo que supone que el proceso de alfabetización científica del país asiático se está desarrollando con 20 años de retraso respecto a los países desarrollados, según una encuesta publicada hoy jueves por la Asociación de Ciencia y Tecnología de China (CAST, siglas en inglés).


Sin embargo, el actual nivel de alfabetización científica ha aumentado significativamente en comparación con el 1,6 por ciento de 2005 y el 2,25 por ciento de 2007, destacó Ren Fujun, director del Instituto de Investigación para la Popularización de la Ciencia.

 

En la octava edición de la encuesta nacional sobre conocimientos científicos, que se llevó a cabo entre noviembre de 2009 y mayo de 2010, el instituto entrevistó a más de 68.000 personas.

 

Yang Wenzhi, uno de los responsables de la CAST, atribuyó los bajos niveles de alfabetización científica a la lentitud con la que se desarrolló China antes de la década de los 80, así como a las deficiencias del sistema educativo.

 

“Estamos trabajando para alcanzar a los países desarrollados y la brecha se está reduciendo”, aseguró Yang, quien añadió que la CAST ha propuesto que se realicen más actividades de popularización de la ciencia en los barrios en los próximos cinco años.

 

La asociación también ha sugerido que se forme a más personal especializado en la difusión de conocimientos científicos y se desarrolle la industria vinculada a esta labor.

 

Yang previó que el nivel general de alfabetización científica aumentará rápidamente, ya que cada vez hay más residentes rurales que migran a las ciudades, donde tienen un mejor acceso a la información científica y tecnológica.

 

Según la encuesta, la proporción de habitantes de las zonas rurales con conocimientos científicos básicos se ha duplicado en los últimos cinco años, pasando del 0,72 por ciento al 1,51 por ciento.

 

La tasa para los residentes urbanos, que hace cinco años se situaba en el 2,37 por ciento, ha llegado al 4,79 por ciento.