KMT y PCCh acuerdan evitar roces en arena internacional

In Noticias, Taiwán by PSTBS12378sxedeOPCH

Taipei, julio 30 (CNA) El gobernante partido Kuomintang (KMT) de la República de China (Taiwán) y el Partido Comunista de China (PCCh) acordaron el domingo 29 "hacer esfuerzos para evitar los roces" en la arena internacional. 


Esto formó parte de los “17 puntos de vista comunes” alcanzados entre los dos partidos al término del octavo Foro Económico y Cultural entre ambas partes, que se celebró entre los días 28 y 29 del presente mes en Harbin, ciudad sita en el nordeste de China. 



En la declaración conjunta, el vicepresidente del KMT John Chiang dijo que los dos lados del Estrecho de Taiwán deberán dedicarse a las negociaciones prácticas bajo una base de igualdad en los asuntos internacionales. 



Entre los incluidos en la lista de sus puntos de vista comunes se incluyen su postura en contra de la independencia de Taiwán y su énfasis en el “consenso de 1992”, convenio tácito caracterizado por las respectivas interpretaciones del significado de “una China” por parte de ambas partes del Estrecho de Taiwán. 



Basándose en tales principios, los dos lados del Estrecho seguirán promoviendo los diálogos y negociaciones, así como la institucionalización de los intercambios entre ambas partes, según Chiang. 



Chiang dijo que tanto el KMT como el PCCh vieron la necesidad de promover el establecimiento de sus respectivas oficinas en cada lado para manejar diferentes tipos de asuntos. 



Actualmente China y Taiwán sólo tienen oficinas para la promoción turística en cada parte. 



Los dos lados también acordaron acelerar los diálogos consecuentes del Acuerdo Marco de Cooperación Económica (ECFA, siglas en inglés) ya firmado entre ambas partes, con el deseo de terminar las negociaciones para la firma de un acuerdo de comercio y de servicios para finales de este año. 



Los dos lados también apoyan la pronta firma de un acuerdo para la protección de inversiones, el mismo que Taiwán considera como una tarea urgente para proteger los intereses de los inversionistas taiwaneses con operaciones en China.