Prudencia tras la aceleración de amplia reforma en China

In Autonomías, Noticias by PSTBS12378sxedeOPCH

BEIJING, 6 Mar (Xinhua) -- China ha hecho de una reforma su prioridad número uno para este año, pero la pregunta sobre cómo acelerar una amplia reforma al tiempo que se mantiene un sólido crecimiento económico pondrá a prueba al nuevo gobierno.


BEIJING, 6 Mar (Xinhua) — China ha hecho de una reforma su prioridad número uno para este año, pero la pregunta sobre cómo acelerar una amplia reforma al tiempo que se mantiene un sólido crecimiento económico pondrá a prueba al nuevo gobierno.

Por un lado, el acelerar la reforma necesita determinación debido a que impactará una intrincada red de intereses; por el otro, la reforma será ejecutada a un ritmo que impedirá la inestabilidad económica. 

“La reforma es la prioridad más alta en el trabajo gubernamental este año”, precisó el primer ministro Li Keqiang en su primer informe de trabajo gubernamental, entregado el miércoles en la sesión inaugural de la legislatura anual del país. 

El documento también fija la meta de crecimiento económico este año en 7,5 por ciento, un objetivo idéntico al del año pasado y ligeramente menor al 7,7 por ciento actual de crecimiento en 2013. 

“China envió su señal más fuerte hasta ahora de que sus días de perseguir un crecimiento económico a toda costa terminaron, prometiendo impulsar una guerraa la contaminación y reducir el ritmo de inversión a su menor nivel en una década mientras se encamina a una expansión más sustentable”, dijo un reporte de Reuters. 

”China quiere un cambio de rumbo y reequilibrar su economía”, añadió. 

Si China es capaz de empujar con rapidez su reforma atrae la atención global. 

Desde que el gobierno dio a conocer su borrador de reforma de 60 puntos luego del tercer plenario del 18 Comité Central del Partido Comunista de China (CPC) hace unos tres meses, casi la mitad de las tareas establecidas en el plan fueron puestas en marcha. 

En el informe de Li, la restructuración económica encabeza todas las medidas de reforma y las principales incluyen al sistema administrativo, los sistemas fiscal e impositivo, el sector financiero y el desarrollo equilibrado de las empresas del estado y las privadas. 

Al tiempo que prosigue el mayor intento por transformar las funciones del gobierno, el gobierno central planea añadir otras 200 medidas administrativas a la lista de 416 que están siendo suprimidas o delegadas a escalas de gobierno menores, las cuales se identificaron en 2013. 

“Damos la bienvenida a la simplificación de procedimientos y también a la reducción de la intervención del gobierno”, dijo el socio Jens-Peter Otto de PricewaterhouseCoopers. 

Otto tomó el informe de verificación de capital como un ejemplo. Todas las empresas, entre ellas las entidades de inversión extranjeras en China, suelen usar un reporte de este tipo para verificar sus pagos en capital, emitidos por una firma certificada de contabilidad pública, en este tipo de circunstancias cuando una empresa se establece inicialmenteo cuando hay un cambio de capital o accionistas. 

“Leí en el tercer plenario (del 18 Comité Central del CPC) que este tipo de reporte de verificación de capital será suprimido en el futuro”, dijo Otto. 

”Aunque ganaríamos dinero con este reporte porque usualmente preparamos este reporte de verificación de capital, damos la bienvenida a este cambio debido a que ha sido un peso adicional para las empresas”, expuso. 

Li Cheng, un investigador con Brookings Institution con sede en Washington, dijo a Xinhua que estaba más optimista que otros académicos sobre la reforma económica china y el desarrollo. 

Li dijo que estaba gratamente sorprendido de que la nueva dirigencia china privilegiara una serie de planes de reforma y medidas en tan corto tiempo. 

Para Virginia Kamsky, presidenta y CEO de Kamsky Associates, Inc., una firma de asesoría estratégica que ingresó al mercado chino en los 80s, mientras más rápido pueda ser implementada la reforma china, “será mucho mejor para la economía y la sociedad”. 

Observadores también están preocupados sobre los retos que encara el futuro de la reforma china, luego de que las primeras tareas de la reforma se han tomado con relativa sencillez. 

“Beijing ha acometido una enorme cantidad de retos pequeños, entre ellos la simplificación de los procesos para el registro de nuevas empresas, pero aún tiene pendientes tareas más ambiciosas, entre ellas la revisión del sistema bancario del estado”, dijo un reporte de Associated Press. 

Derek Scissors, un investigador del American Enterprise Institute, dijo que “los líderes de China han hablado sobre un mejoramiento de las políticas, pero aún tienen que actuar”. 

Analistas dicen que la economía de China está en un momento crucial debido a que enfrenta una estructuración dolorosa pero necesaria, en medio de un crecimiento menor derivado de un paquete de estímulos lanzado luego del estallido de la crisis fianciera glopbal. 

En consecuencia, la velocidad, la dinámica y la secuencia de conducir acciones de una reforma son importantes. 

Li Cheng, un académico con Brookings, dijo que la reforma de China enfrentará riesgos en forma inevitable pero se abrirá paso con una alta probabilidad mientras sea puesta en marcha de una manera firme y eficaz. Fin