España comparte con China la visión multipolar del mundo, destaca su presidente

In Noticias, Política exterior by PSTBS12378sxedeOPCH

MADRID, 15 may (Xinhua) -- El presidente chino, Xi Jinping, está firmemente comprometido con la gobernanza mundial y ese liderazgo responde a una visión multipolar del mundo que España comparte, destacó el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.


MADRID, 15 may (Xinhua) — El presidente chino, Xi Jinping, está firmemente comprometido con la gobernanza mundial y ese liderazgo responde a una visión multipolar del mundo que España comparte, destacó el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.

Así lo señaló Rajoy en una entrevista por escrito con la prensa china realizada antes de su participación en el Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional, que se celebra este domingo y el lunes en Beijing.

El mandatario español remarcó que la apuesta de su país por el multilateralismo para la resolución de los conflictos está en línea con la visión del presidente Xi.

Para Rajoy, es normal que China, a medida que ha ido desarrollando, haya adoptado un papel internacional acorde con su importancia, y juzgó esencial su liderazgo responsable en materias como la no proliferación nuclear o la lucha contra el cambio climático.

También manifestó que al mundo le interesa que la economía china vaya bien y cree que sus autoridades están acertando al apostar por la transición a un nuevo modelo de crecimiento que dé mayor protagonismo al consumo interno y los servicios, frente a la inversión y la industria.

“A veces no caemos en la cuenta de que gran parte de nuestro estilo de vida y de consumo en Occidente no sería posible sin el cambio experimentado por China en los últimos 20 o 25 años”, comentó.

Rajoy destacó que el nuevo modelo chino genera un crecimiento más sostenible, y prueba de ello es la adhesión de China al Acuerdo de París sobre el cambio climático. Esta transformación, esgrimió, es un reto, pero también una oportunidad, porque ofrecerá un crecimiento de calidad.

Respecto al Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional, expresó su esperanza de que sirva para que encontrar “la mejor forma de cooperar” y resaltó que ya es seguro que tendrá un resultado tangible, un comunicado conjunto que será el marco de referencia para el desarrollo de esta iniciativa en los próximos años.

Agregó que la Iniciativa de la Franja y la Ruta va a permitir un gran acercamiento entre Europa y Asia, y millones de personas de distintos países pueden beneficiarse de la prosperidad que generará este acercamiento. China, y en general Asia, son una parte muy importante de la economía mundial, así que mejorar su conectividad intrarregional tendrá beneficios para todos.

El presidente español se refirió a las repercusiones que la Franja y la Ruta tendrá en su país y lo vinculó con el impulso del sector exterior español, clave para salir “con fuerza” de la crisis económica que estalló en 2007.

“La economía de mi país, como la de toda la Unión Europea, se basa en la apertura y la libre competencia. Podemos sacar más partido a nuestra conexión ferroviaria y equilibrar nuestra relación comercial con China”, apuntó.

Además, dijo que las empresas españolas, “que han ganado un merecido reconocimiento internacional en el campo de las infraestructuras, la energía y las telecomunicaciones”, quieren participar en la Iniciativa de la Franja y la Ruta, “un marco espléndido” para aumentar la cooperación bilateral.

Rajoy mostró su orgullo porque su país y China tuvieran hace 500 años su propia Ruta de la Seda, que a lo largo de casi tres siglos unió el país asiático con América y Europa vía España. “Si fuimos capaces de hacerlo en aquellas circunstancias, podemos hacerlo también en este siglo XXI”.

Puertos como el de Valencia, Sevilla o Cádiz son indisociables del conocimiento de China en Europa en aquellos siglos. Fueron los trenes de Yiwu de la época y gracias a ellos se conoció a China y a sus productos en toda Europa y en la región iberoamericana, destacó.

Ahora, el tren de mercancías que une la ciudad oriental china de Yiwu con Madrid está sirviendo para potenciar las relaciones comerciales entre ambos países, aunque el presidente español ve margen para sacar más partido a esta conexión.

Por un lado, apuntó, podría servir para equilibrar la relación comercial España-China si se asegura la exportación en condiciones óptimas en términos de tiempo, coste y calidad; por otro, la integración del trayecto en la Ruta de la Seda Marítima puede permitir que España se convierta en un “hub” para enlazar con el norte de Africa y América Latina.

Sobre el potencial del intercambio comercial, señaló que el comercio entre los dos países está funcionando bien, y el año pasado España logró un récord de exportaciones por valor de más de 5.000 millones de euros, aunque opinó que esta cifra se puede incrementar y corregir así el desequilibrio de la balanza comercial.

“También queremos lograr que las empresas españolas puedan acceder al mercado chino con las mismas facilidades que cuentan las empresas chinas que desean implantarse en España”, precisó.

El jefe del Gobierno mencionó que el número de turistas procedente de China, casi 600.000 el año pasado, está evolucionando muy favorablemente gracias a la mayor conectividad aérea.

“Aspiramos a que este número siga creciendo mucho más y que España figure como un destino habitual para aquellos ciudadanos chinos que viajan al extranjero (…) Según numerosos estudios, los turistas chinos que visitan España por primera vez repiten en los años siguientes”.

Rajoy concluyó que cuantos más intercambios de todo tipo existan entre ambos países, mejores serán sus relaciones bilaterales y enfatizó el interés mutuo que existe en las dos naciones. “Ambos pueblos estamos llamados a profundizar en nuestras relaciones de amistad y cooperación”.