¿Qué persigue EEUU con su declarada vuelta a Asia?

In Noticias, Política exteriorby PSTBS12378sxedeOPCH

Beijing, 21/11/2011 -De acuerdo con el rotativo estadounidense Christian Science Monitor, el valor global de las exportaciones de EEUU a Indonesia, con una población de 230 millones de habitantes, en 2010, fue de sólo 6.900 millones de dólares, cifra equivalente a la de su venta a Costa Rica, país centroamericano de 4,5 millones de habitantes y unos 50 mil kilómetros cuadrados de superficie. Las estadísticas publicadas por las autoridades indonesias muestran que el volumen de las exportaciones chinas al país alcanzó los 20.400 millones de dólares en el mismo periodo. Estas cifras han puesto al descubierto el principal objetivo que persigue EEUU al precipitarse a “volver a Asia”. Por Ding Gang


Barack Obama no ha regresado con las manos vacías de la Cumbre de Asia Oriental: la compañía Lion Air de Indonesia ha decidido adquirir 230 aviones Boeing. La Casa Blanca también ha anunciado que durante el viaje de Obama a Asia, EEUU ha recibido pedidos por valor de 25.000 millones de dólares, lo que contribuirá a crear 127.000 empleos en el país.

 

Durante la Cumbre, China se declaró dispuesta a asignar 3.000 millones de yuanes (más de 460 millones de dólares) para establecer un fondo destinado a promover la cooperación marítima entre China y la ANSEA. En 2009, China prometió conceder préstamos por 15.000 millones de dólares, para apoyar 50 proyectos de construcción infraestructurales que beneficiarán a casi todos los países miembros de la ANSEA. En esta ocasión China ha decidido conceder nuevos préstamos, por 10.000 millones de dólares, incluidos 4.000 millones de dólares en condiciones concesionarias. El primer ministro japonés, Yoshihiko Noda, expresó el deseo de su gobierno de apoyar con 2 billones de yenes la construcción de aeropuertos y carreteras en países de la ANSEA.

 

Con toda la alharaca de “volver a Asia”, el líder estadounidense persigue un objetivo económico estratégico. Pero cabría preguntarse hasta dónde será aplicable el plan estadounidense.

 

En fin de cuentas, para EEUU el mayor problema es el económico, sobre todo, el desempleo. Los asiáticos siguen atentamente el desarrollo económico de EEUU.

 

La cooperación con la ANSEA+3 como base se encuentra en su etapa de apogeo. El comercio entre China y la ANSEA ha aumentado en 37 veces durante los últimos 20 años y la zona del Este de Asia se ha convertido en el primer destino de las inversiones japoneses. La ANSEA+3 ha promovido el desarrollo económico de la región de Asia y el Pacífico y la ANSEA está planeando la reestructuración de los tratados de libre comercio firmados respectivamente con China, Japón, Corea del Sur, Australia y Nueva Zelanda (ANSEA+5).

 

La cooperación de ASEAN con China, Japón y Corea del Sur está profundizándose debido a que estos países han sacado lecciones de la crisis financiera estallida en Occidente. Asia debe aunar sus esfuerzos para aliviar su excesiva dependencia de Occidente y evitar ser víctimas de la tempestad financiera. La continua profundización de la cooperación pragmática en el seno de la ANSEA+3 y el fortalecimiento de su posición como principal canal de intercambios contribuyen a la estabilidad y desarrollo del Este de Asia y del mundo.

 

Hay que optar un mecanismo de cooperación bilateral o multilateral capaz de ofrecer más oportunidades de beneficiar a todos en la región de Asia y el Pacífico. Al participar en la cooperación regional, EEUU debe asumir mayor responsabilidad como país grande y hacer mayores contribuciones a la colaboración, la paz y el desarrollo regionales. Esto constituye una base para garantizar sus intereses a largo plazo.

 

Todos los países, incluidos los integrantes de la ANSEA+3, desean la recuperación de la economís estadounidense, fortalecer su cooperación económica y comercial con EEUU y apoyar a EEUU como economía más poderosa del mundo, en sus esfuerzos por la recuperación. Sin embargo, EEUU debe apoyarse en sus propios esfuerzos para la este empeño. Los países asiáticos no serán propensos a continuar acompañando a EEUU cuando éste intente jugar sus gastadas cartas estratégicas, a la vez que se aboca a fortalecer su posición de liderazgo a expensas de otros y en recurrir a artimañas en procura de fines egoístas.

 

(El autor del artículo, Ding Gang, es redactor de alto rango del Diario del Pueblo)