Conservar “Consenso de 1992” mantiene estabilidad y desarrollo de Taiwan: Empresarios

In Noticias, Taiwán by PSTBS12378sxedeOPCH

TAIPEI, 13 ene (Xinhua) -- La presidenta de la Corporación HTC de Taiwan, Cher Wang o Wang Xuehong, pidió hoy a los taiwaneses que conserven el "Consenso de 1992" existente entre la isla y la parte continental de China, y dijo que sin el consenso Taiwan se convertiría en una sociedad "imprevisible".


“Es difícil imaginar las relaciones entre ambos lados del Estrecho de Taiwan sin el ‘Consenso de 1992′”, comentó Wang en una conferencia de prensa un día antes de la elección de la dirigencia de Taiwan, que se llevará a cabo el 14 de enero.

Wang es hija de Wang Yung-ching, un fallecido magnate de la industria del plástico de Taiwan y ex presidente del Grupo de Plásticos Formosa muerto en 2008. Como una “auténtica” taiwanesa, Wang dijo que la razón por la cual habló con la prensa en vísperas de la elección es “por su responsabilidad hacia la sociedad taiwanesa”.

“Para los empresarios, una sociedad estable y pacífica es un requisito para la innovación”, señaló, y añadió que las relaciones entre ambos lados del Estrecho y el “Consenso de 1992” pueden permitirle a su empresa innovar. Los teléfonos celulares HTC son una de las marcas más populares en Estados Unidos, Europa, Taiwan y la parte continental, caracterizados por sus tecnologías innovadoras.

En la contienda electoral, el actual líder de Taiwan y presidente del gobernante partido Kuomintang (KMT) Ma Ying-jeou, quien busca la reelección para un segundo período en el cargo, se enfrenta a la presidenta del principal partido de oposición, el Partido Progresista Demócrata (PPD), Tsai Ing-wen y al presidente del Partido Primero el Pueblo (PPP) James Soong.

El “Consenso de 1992”, un asunto discutido acaloradamente durante las campañas electorales, fue defendido por Ma y por Soong, pero es rechazado por Tsai.

En noviembre de 1992, la Asociación de Relaciones entre Ambos Lados del Estrecho de Taiwan de la parte continental (ARATS) y la Fundación taiwanesa para los Intercambios a través del Estrecho de Taiwan (SEF) llegaron a un acuerdo que declara que ambas organizaciones reconocen verbalmente que “ambos lados del Estrecho de Taiwan acatan el principio de Una China”. El “Consenso de 1992” ha servido como una base significativa para las negociaciones entre ambos lados del Estrecho y para su desarrollo.

Chang Yung-fa, fundador y presidente de la empresa Evergreen Group de Taiwan, dijo a la prensa a principios de este mes que el “Consenso de 1992” es benéfico para los mejores intereses de Taiwan. Esta fue la primera vez que el magnate de 84 años de edad, cuyos negocios abarcan barcos, aviación, transporte y servicios asociados, ha expresado públicamente su apoyo al consenso.

El consenso es vital y “una base para el diálogo entre ambos lados del Estrecho”, dijo Chang.

El presidente de E United Group de Kaoshiung, Lin Yi-shou, dijo que el “Consenso de 1992” es benéfico para ambas partes y agregó que fue “la única y mejor manera de reducir la creciente brecha sur-norte de Taiwan”.

Otros empresarios taiwaneses que recientemente expresaron apoyo al “Consenso de 1992” incluyen a Douglas Tong Hsu, presidente de Far Eastern Group, Frank Liao, presidente de Chi Mei Corp., Wang Wen-yuan, presidente de Formosa Plastics Corporation, y Terry Gou, presidente de Hon Hai Precision Industry Co.Ltd..

Por otra parte, los representantes de las compañías pequeñas y medianas de Taiwan dijeron antes que dañar el “Consenso de 1992 frustraría las oportunidades futuras de Taiwan”.

Los empresarios pronosticaron que si se suspendieran o sufrieran una regresión las relaciones entre ambos lados del Estrecho, el PIB de Taiwan perdería al menos 700.000 millones de nuevos dólares taiwaneses (23.300 millones de dóalres USA), una caída de seis por ciento.