Máximos negociadores de Taiwan y China a sostener diálogos en Taichung

In Noticias, Taiwán by PSTBS12378sxedeOPCH

Taipei, diciembre 21 (CNA) El máximo negociador de China con Taiwan, Chen Yunlin, llegó al mediodía del lunes 21 a la Ciudad de Taichung, sita en el centro de la isla, en medio de unos mezclados sentimientos de protesta y de bienvenida para sostener diálogos con su homólogo taiwanés, Chiang Pin-kung.


Chen, presidente de la Asociación para las Relaciones a Través del Estrecho de Taiwan (ARATS, siglas en inglés), sostendrá el martes 22 su cuarta reunión con Chiang, presidente de la Fundación para los Intercambios del Estrecho (SEF, siglas en inglés), desde la asunción del presidente Ma Ying-jeou a la máxima magistratura de Taiwan el 20 de mayo del año 2008.

     Activistas pro-independentistas, la mayoría de ellos miembros del opositor Partido Democrático Progresista (PDP), se congregaron delante de la terminal del Aeropuerto de Chingchuankang en Taichung y en la calle opuesta al Hotel Windsor en donde se alojarán Chen y su nutrida comitiva, para protestar contra su visita de cuatro días de duración al país isleño, mientras que por su parte, un grupo de residentes locales extendieron su bienvenida al jefe del ARATS.

 

     Un grupo de miembros del movimiento espiritual de Falun Gong, que ha sido prohibida por ser considerado como un “culto maligno” en China por espacio de una década, se unieron también a los protestantes, urgiendo a las autoridades de Beijing a dejar de perseguir a los seguidores de Falungong.

 

     Las autoridades policiacas reforzaron sus medidas de seguridad para garantizar tanto la seguridad personal de los visitantes chinos como la libertad de expresión de los protestantes. Ocurrieron solamente pequeñas escaramuzas entre la policía y los protestantes fuera del mencionado hotel, pero ninguna persona resultó herida o arrestada, según la policía.

 

     Una ceremonia de bienvenida tuvo lugar en una de las salas del Hotel Windsor, durante la cual Chiang urgió a tanto la SEF como la ARATS a afrontar conjuntamente todos los desafíos para ayudar a lograr la paz entre los dos lados del Estrecho de Taiwan y a crear una situación win-win en los campos económico y comercial para ambos lados.

 

     “En las previas rondas de negociaciones, las dos organizaciones intermediarias firmaron nueve acuerdos y alcanzaron un consenso sobre la base de la confianza mutua y los principios de ‘igualdad e interacciones positivas'”, puntualizó Chiang.

 

     “En el venidero nuevo año, nos encontraremos frente a diversos desafíos y oportunidades”, dijo Chiang, añadiendo que una de las oportunidades era la paulatina recuperación económica global después de la crisis financiera global, mientras que entre los desafíos figuraban la amenaza del cambio climático contra la humanidad y el impacto de la integración económica regional sobre la economía de Taiwan.

 

     “Espero que los dos lados del Estrecho de Taiwan puedan trabajar unidos para hacer frente a todos los desafíos bajo el consenso de ‘dejar a un lado las disputas políticas'”, añadió el jefe de la SEF.

 

     Por su parte, Chen dijo que estaba satisfecho de ver que las relaciones entre los dos lados del Estrecho de Taiwan estaban marchando hacia adelante en la dirección correcta.

 

     “En las pasadas rondas de negociaciones, ambas partes firmaron e implementaron una serie de acuerdos de cooperación, y los mismos han contribuido considerablemente a reforzar más aún los intercambioe económicos y comerciales entre los dos lados del Estrecho”, manifestó Chen.

 

     En su discurso, Chen dijo también que había visto a muchos residentes locales protestando contra su visita, mientras que otros acogían su llegada para sostener las negociaciones regulares con Chiang. “Respeto absolutamente la expresión de diferentes opiniones, y agradezco a los que me han extendido su bienvenida”, añadió Chen.

 

     Ese mismo día por la tarde, el jefe de la ARATS, acompañado por el alcalde de Taichung, Jason Hu, realizó un recorrido por dos áreas paisajísticas en la ciudad central.

 

     Entretanto, una reunión preparatoria a nivel vicepresidencial respecto a los diálogos Chiang-Chen tuvo lugar en la tarde del lunes 21, durante la cual los vicepresidentes de la ARAT y la SEF alcanzaron el consenso de que los dos máximos negociadores firmarían tres acuerdos respecto a la cooperación pesquera, a la inspección y la cuarentena de productos agrícolas, y a la cooperación bilateral en las áreas de los estándares, la metrología y la inspección, en representación de sus respectivos Gobiernos.

 

     Originalmente, tanto Chiang como Chen tenían proyectado también firmar un acuerdo para la evitación de la doble imposición, pero la firma del mismo será postergada debido a que todavía están pendientes varios problemas técnicos que deberán ser resueltos.

 

     En la mañana del lunes 21, el presidente de la República de China (Taiwan), Ma Ying-jeou, quien ha venido buscando mejorar las relaciones entre los dos lados del Estrecho desde la toma de posesión de su cargo en mayo del año pasado, presidió en persona una reunión respecto a la opinión pública acerca de la reunión Chiang-Chen, recalcando que la misma redundaría en beneficio de Taiwan y su pueblo.

 

     Todas las decisiones respecto a los convenios a ser firmados entre los dos jefes de la SEF y la ARATS han sido tomadas de la manera más transparente y abierta, dijo el Primer Mandatario, refutando las acusaciones del campo de la oposición de que existieran convenios secretos entre el gobernante partido Kuomintang y el Partido Comunista de China. La SEF y la ARATS fueron creadas por sus respectivos Gobiernos a principios de la década de los 90 para manejar todos los asuntos concernientes a los intercambios entre los dos lados del Estrecho a falta de relaciones oficiales.

 

     Taiwan y China han estado gobernados separadamente desde el término del conflicto civil en 1949; sin embargo, las autoridades de Beijing todavía consideran a Taiwan como parte de su territorio y amenazan aún con usar la fuerza militar contra la isla, en caso de declarar ésta última su independencia formal.