Tsai elogia éxito de Taiwán en la contención del coronavirus en discurso del Año Nuevo

In Noticias, Taiwán by Xulio Ríos

Taipéi, enero 1 (CNA) La presidenta Tsai Ing-wen aprovechó el viernes 1 su discurso del Año Nuevo del 2021 para alabar la respuesta exitosa de Taiwán a la pandemia de COVID-19 y destacó que dicho éxito ha concedido una creciente importancia a Taiwán en el escenario internacional.

En su discurso pronunciado desde el Palacio Presidencial, la Mandataria dijo que, para muchos países del mundo, el 2020 fue un año de rutinas interrumpidas, adversidad económica y cifras en constante aumento de muertes causadas por la crisis sanitaria.

En contraste, Taiwán tuvo la suerte de haber respondido en etapas más tempranas y fue por eso que ha sido capaz de “vencer” al virus a través de un compromiso compartido con el profesionalismo, confianza mutua y cohesión social, resaltó Tsai.

En términos económicos, Taiwán se ha enfrentado a muchos desafíos durante el último año, pero también tiene una buena razón para ser optimista, debido al fuerte desempeño de empresas locales, empleos estables e inversión gubernamental en tecnologías emergentes, dijo Tsai.

“Durante el último año, Taiwán ha logrado lo que todo el mundo está ansioso de lograr: un estilo de vida normal. Esto ha sido todo un éxito”, manifestó Tsai, agregando que garantizar que la gente pueda llevar una vida normal y avance hacia una recuperación económica global será su prioridad en el 2021.

Al cambiar de tema, Tsai relató varios logros alcanzados por su Administración, entre ellos la electrificación de la línea ferroviaria de Enlace Sur, la subida del salario mínimo, la expansión de viviendas sociales y rediseño del pasaporte del país para enfatizar la identidad de Taiwán, entre otros.

En su discurso, Tsai también habló de la controvertida decisión de abrir el mercado de Taiwán a las importaciones de la carne porcina estadounidense que contiene el polémico aditivo alimentario ractopamina — movimiento considerado como un esfuerzo para satisfacer las precondiciones establecidas por Estados Unidos para negociar un tratado del libre comercio.

Al justificar su decisión, Tsai explicó que Taiwán “depende del comercio para sobrevivir” y dijo haber dado un paso adelante resolviendo tal asunto que “dejaron pendiente las tres administraciones sucesivas”.

“Con máxima humildad, quisiera pedir a los compatriotas su entendimiento y espero que todos sepan que pensamos mucho tiempo antes de tomar esta decisión”, expresó Tsai, al momento de defender que tal política no sólo está relacionada con el comercio sino también con la geopolítica.

Como presidenta, aseveró Tsai, tiene la responsabilidad de ser “cautelosa al construir un futuro sostenible a largo plazo para Taiwán” en medio de un entorno global complicado y cambiante.

A pesar de los desafíos que Taiwán enfrenta,”desde el punto de vista global, Taiwán es más importante que nunca”, dijo Tsai.

A este respecto, estabilizar las relaciones a través del Estrecho de Taiwán ya no será un asunto solamente para China y Taiwán, sino también “una preocupación para toda la región del Indo-Pacífico” y “un foco de atención internacional”, recalcó la Mandataria.

En lo que se refiere a los asuntos del Estrecho de Taiwán, Tsai señaló que China había “socavado” sus relaciones con Taiwán recurriendo a constantes actividades militares realizada alrededor de la isla, pero reafirmó que su Administración no “actuaría precipitadamente” a la hora de responder.

“Estamos dispuestos a facilitar diálogos significativos bajo los principios de igualdad y dignidad, si las autoridades de Beijing sinceramente quiere resolver las diferencias y mejorar las relaciones a través del Estrecho de Taiwán”, puntualizó Tsai.

“Cuando la pandemia esté controlada, esperamos con interés la reanudación gradual de los intercambios regulares y ordenados entre pueblos de ambos lados del Estrecho a fin de mejorar el entendimiento mutuo y reducir malentendidos”, señaló Tsai,

“Mis principios de liderar con los asuntos a través del Estrecho siempre han sido discusiones conjuntas, la búsqueda de soluciones y resolver problemas pragmáticamente.

Por primera vez en uno de sus discursos del Año Nuevo, Tsai habló en inglés cuando dirigió una parte de su discurso a la audiencia internacional.

La presidenta Tsai dijo que Taiwán se siente orgulloso de poder haber trabajado con la comunidad internacional para hacer frente a los desafíos planteados por el COVID-19 y de haber mostrado al mundo que “Taiwán puede ayudar”.

“Como una fuerza para el bien del mundo, continuaremos siendo un miembro indispensable en la comunidad internacional, tanto ahora como en el futuro”, prometió Tsai.

(Por Wen Kuei-hsiang y Julio Yang)
ENDITEM