Taiwán Hebdo 3-2020 Hebdomadario de la Política Taiwanesa

In Hebdomadario, Otros by Xulio Ríos

 

1.    Tema destacado de la semana

Beijing reaccionó a los resultados de los comicios taiwaneses del 11 de enero recordando que su política es “clara y coherente”. La Oficina de Asuntos de Taiwán revalidó la defensa de los principios básicos de “reunificación pacífica” y “un país, dos sistemas” y el principio de “una sola China” como guías para proteger la integridad territorial. Igualmente se enfatizó la plena vigencia del Consenso de 1992.

Algunos analistas extranjeros y locales advirtieron sobre la probabilidad de que China continental aumente la presión sobre Taiwán “en muchos frentes”. “Existe una posibilidad significativa de que las cosas empeoren, dependiendo principalmente de lo que haga Beijing”, dijo Jacques deLisle, director del Programa Asia del Instituto de Investigación de Políticas Exteriores (FPRI, siglas en inglés) con sede en Filadelfia, USA. “Ciertamente, en la Administración Xi (Jinping), si un agarre fuerte resulta en un fracaso, la respuesta será apretar más el agarre y la reflexión es ‘deberíamos haberlo apretado antes'”, dijo Jude Blanchette, presidente de Freeman en Estudios de China en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS, siglas en inglés).

Por su parte, Lai I-chung, presidente de la Fundación Prospect, dijo que un cambio en la política de Xi respecto a Taiwán es poco probable porque hacerlo sería equivalente a admitir un error, lo que supondría un riesgo para su posición en la cima del Partido Comunista de China.

Asimismo, Kharis Templeman, asesor del Proyecto sobre Taiwán en el Indo-Pacífico en la Institución Hoover de la Universidad de Stanford, dijo que el KMT necesita candidatos más jóvenes que puedan hablar el idioma de las personas menores de 40 años y su nuevo presidente del partido debe centrarse en una estrategia juvenil. El KMT también tiene que ajustar su posición sobre temas clave relativos a las relaciones con China, como el “Consenso de 1992”, porque parece separado de la realidad, señaló Templeman.

Al otro lado, el portavoz de la Oficina para los Asuntos de Taiwán (TAO, siglas en inglés) de China continental, Ma Xiaoguang, advirtió: “Insistimos en que la realización del ‘Consenso de 1992’ es una base sólida para mantener la paz y la estabilidad respecto a las relaciones a través del Estrecho de Taiwán”, agregando que “hacer temblar la montaña es fácil, pero mover el ‘Consenso de 1992’ es difícil”.

El vicepresidente del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional de China, Wan Exiang, urgió a los compatriotas de ambos lados del estrecho de Taiwán y de ultramar a hacer nuevas contribuciones al fomento de relaciones pacíficas a través del Estrecho, así como al avance del proceso hacia la reunificación pacífica del país.

Wan hizo estas declaraciones en una recepción con motivo del Año Nuevo Lunar chino, organizada en Beijing por el Comité Central del Comité Revolucionario del Kuomintang Chino (CRKCh), uno de los ocho partidos políticos no comunistas de China continental.

2.    Observaciones de contexto

  • A resultas de las elecciones del 11 de enero, varios miembros del KMT han pedido al partido que revise su política a través del Estrecho y reclute a más jóvenes para poner fin a una “anticuada política”. La ex presidenta de la formación, Hung Hsiu-chu, aludió a la mala gestión de las primarias y la división del partido como causas esenciales de la derrota. Otros abundaron en las protestas en Hong Kong como un factor importante. Al poco de saberse los resultados, el presidente Wu Den-yih, y el vicepresidente del partido, Hau Lung-bin, dimitían de sus puestos. Por su parte, el portavoz Huang Hsin-hua informó que el KMT formará un grupo de trabajo para revisar sus resultados en las elecciones y propondrá planes para reformar el partido. El presidente de la escuela Sun Yat-sen, Chang Ya-chung, dijo que se postularía para la presidencia del KMT y que espera firmar un memorando de entendimiento con Beijing para garantizar la paz a través del Estrecho. Por otra parte, siete miembros del Comité Central Permanente del partido, incluidos los diputados Johnny Chiang y Chiang Wan-an, anunciaron su renuncia al comité para reformar la formación. El Comité Permanente Central del KMT seleccionó a Lin Rong-te como presidente interino en una reunión sorpresa. Sin que los pesos pesados ​​del KMT hasta el momento hayan expresado su interés en convertirse en presidente del partido tras la renuncia de Wu Den-yih, algunos miembros del partido están pidiendo que el cofundador de Hon Hai Precision Industry, Terry Gou, entre las quinielas.
  • La Ley Anti-Infiltración que criminaliza las actividades políticas respaldadas por fuerzas extranjeras hostiles como China continental fue firmada y promulgada por la presidenta Tsai Ing-wen el miércoles 15 para su entrar en vigor. El KMT, el Partido el Pueblo Primero y grupos empresariales taiwaneses con sede al otro lado del Estrecho expresaron abiertamente sus críticas a la norma que fue aprobada por la legislatura controlada por el PDP el pasado 31 de diciembre antes de las elecciones presidenciales y legislativas de 11 de enero. La principal preocupación es que la ley pueda ser utilizada por el Gobierno para reprimir arbitrariamente a los que tengan diferentes opiniones políticas y para obstaculizar los intercambios entre los dos lados del Estrecho de Taiwán. La llamada ley anti-infiltración de Taiwán “restringe el libre albedrío de los compatriotas de Taiwán y les priva del derecho a participar en intercambios entre ambas orillas del Estrecho”, dijo un portavoz de China continental, calificándola de “totalmente malvada”.
  • Al ser preguntada por la BBC poco después de saberse reelegida presidenta y con mayoría absoluta, sobre si aprobaba o no una declaración formal de independencia, Tsai Ing-wen respondía que Taiwán no necesita declarar otra vez su independencia, pues ya lo es, y su nombre es “República de China”. Pidió además a China continental que “afrontase esta realidad”. Beijing respondió a las declaraciones de Tsai enfatizando que “Taiwán es una parte inseparable de China” y que el principio de “Una sola China” es un consenso universal de la comunidad internacional.
  • El miembro de Control Yuan, Chen Shih-meng, renunció a su posición, acusando al poder judicial de oponerse al cambio y de resistirse a una investigación sobre presunta mala conducta y prejuicios políticos y personales percibidos en las decisiones. El mes pasado se lanzó una campaña de petición dirigida a “defender la independencia judicial de la interferencia” y protestar por las críticas de Chen. Obtuvo 1,689 firmas, el 80,3 por ciento de los jueces. Chen fue uno de los principales asesores del ex presidente Chen Shui-bian. También se desempeñó como vicealcalde de Taipéi y secretario general del PDP. Chen criticó el sistema de justicia por un prejuicio percibido contra Chen Shui-bian, quien fue declarado culpable de corrupción en varios negocios financieros en disputa por los cuales fue procesado durante la presidencia de Ma Ying-jeou, mientras que Ma fue constantemente absuelto de los cargos de corrupción.
  • Praga terminó su acuerdo de hermandad con Beijing en favor de Taipéi porque China no muestra respeto a la ciudad durante diálogos sobre la clausula de “política de una China” en el acuerdo, dijo el alcalde de Praga, Zdenek Hřib. A renglón seguido, Shanghái puso fin a su relación de ciudad hermana con Praga, según anunció la Oficina de Relaciones Exteriores de la ciudad.
  • Tanto EEUU como Japón, Reino Unido y otros países, especialmente de la UE, felicitaron a la presidenta Tsai Ing-wen por su reelección. China elevó su protesta contra cualquier forma de lazos oficiales entre Taiwán y países que tengan relaciones diplomáticas con Beijing. Al agradecer los mensajes, Tsai destacó que Taiwán “es la primera línea de defensa mundial de los valores democráticos”. El Ministerio de Relaciones Exteriores informó que hasta el día 13, 72 países y organismos internacionales enviaron mensajes de felicitación.
  • El ministro de Exteriores, Joseph Wu, asistió a la toma de posesión del nuevo presidente de Guatemala, Alejandro Eduardo Giammattei. Los representantes de Estados Unidos, Guatemala, Honduras y Taiwán sostuvieron con tal motivo las primeras conversaciones centradas en promover la cooperación y el desarrollo regional. Igualmente, el vicecanciller Hsu Szu-chien, a la cabeza de una delegación oficial, llegó a las Islas Marshall el sábado 18 con el objetivo de asistir a la ceremonia de investidura del nuevo presidente marshalés, David Kabua.
  • Un buque de guerra de Estados Unidos ha navegado recientemente por el Estrecho de Taiwán, menos de una semana después de las elecciones presidenciales y legislativas. El referido movimiento fue interpretado por algunos legisladores taiwaneses como una advertencia a las autoridades de Beijing.

3.    Datos relevantes

  • Según estadísticas del Ministerio del Interior, el año pasado solo nacieron 170 000 niños en Taiwán, la cifra más baja de los últimos 10 años.
  • El volumen del comercio a través del Estrecho alcanzó 207.060 millones de dólares en los primeros once meses del año pasado. China continental aprobó 4.765 proyectos de inversión taiwanesa en el mismo período, un aumento interanual del 7,9 por ciento.

4.    Nombres relevantes

  • El ex presidente Chen Shui-bian anunció su retirada de la política tras los pobres resultados obtenidos por su formación, la Alianza del Partido de Acción de Taiwán, en las elecciones del 11 de enero.
  • Su Tseng-chang seguirá sirviendo como primer ministro una vez que la presidenta Tsai Ing-wen le solicitó permanecer en el cargo.
  • El presidente del Yuan Judicial, Hsu Tsong-li, dijo en la inauguración de un seminario de ciencia jurídica que la democracia se ha convertido en un valor positivo sobre el que existe un amplio consenso de toda la ciudadanía taiwanesa.
  • La presidenta Tsai Ing-wen nombró al comandante de la Armada de la República de China, almirante Huang Shu-kuang, como jefe del Estado Mayor Conjunto. Por su parte, el subsecretario de Defensa Hsu Yen-pu asumió el cargo de Jefe del Estado Mayor, y al mismo tiempo ascendió al rango de general de segundo nivel del Ejército, convirtiéndose en el primer general del Ejército taiwanés en tener ascendencia aborigen.
  • China tiene que asumir la responsabilidad de sesgar el llamado “consenso de 1992”, dijo el ex presidente Ma Ying-jeou, agregando que Beijing omitió “las dos interpretaciones” y solo se centró en “una China”.