China refuta acusaciones de EEUU sobre próxima etapa de rastreo de origen

In Noticias, Política exterior by Xulio Ríos

BEIJING, 23 jul (Xinhua) — China refutó hoy viernes las acusaciones de Estados Unidos en el sentido de que la postura de China sobre la próxima etapa del asunto del rastreo mundial del origen es “irresponsable y peligrosa”, y respondió que la parte estadounidense ha sido extremadamente irresponsable y vergonzosa en su comportamiento hacia su propio pueblo y la comunidad internacional.

El portavoz de la cancillería china Zhao Lijian hizo los comentarios en la rueda de prensa diaria cuando se le solicitó un comentario sobre la “profunda decepción” expresada por la Casa Blanca con respecto a la postura de China sobre la próxima etapa del rastreo mundial del origen.

Zhao dijo que algunas personas en Estados Unidos siguen calumniando y difamando a China, y utilizan la epidemia como una excusa, menospreciando por completo el sentido común y adoptando un enfoque arrogante hacia la ciencia.

“China dice resueltamente no a esto”, dijo Zhao.

Zhao señaló que China no sólo tomó la delantera en el control de la epidemia nacional, sino que también ha suministrado más de 300.000 millones de mascarillas, 3.700 millones de trajes protectores, 4.800 millones de kits para pruebas y grandes cantidades de otros materiales de prevención para la epidemia a más de 200 países y regiones del mundo.

China también ha proporcionado más de 600 millones de dosis de vacunas y ha realizado continuamente importantes aportaciones al combate mundial contra la epidemia.

China siempre ha mantenido una actitud abierta y transparente en el asunto del rastreo del origen y ha invitado a expertos de la OMS a China en dos ocasiones. Los expertos visitaron todos los lugares que quisieron y se reunieron con todas las personas que quisieron, dijo Zhao.

“El combate de China a la epidemia puede resistir la prueba de la historia y del pueblo. Sin embargo, son las acciones de Estados Unidos las que han decepcionado profundamente a la comunidad internacional y a su propio pueblo”, dijo el portavoz.

Estados Unidos nunca ha respondido a los informes de que los primeros casos de COVID-19 en Estados Unidos podrían ser anteriores al primer caso reportado actualmente. También ha hecho caso omiso de las preocupaciones de la comunidad internacional en relación con la instalación militar estadounidense de Fort Detrick y de los más de 200 laboratorios biológicos estadounidenses en el extranjero, dijo Zhao, quien añadió que esta es la actitud más peligrosa.

Zhao dijo que los virus son el enemigo común de la humanidad y que el rastreo del origen es una cuestión científica importante y compleja que requiere la cooperación de científicos de todo el mundo, así como los esfuerzos conjuntos y la cooperación de gobiernos y los pueblos de todos los países.

El portavoz enfatizó que estigmatizar a otros países utilizando la epidemia y politizar el asunto del rastreo del origen sólo provocará una fuerte insatisfacción y una resuelta oposición de la comunidad internacional, y nunca tendrá éxito.